Los colegios de La Aljorra se quedan sin tres aulas prefabricadas necesarias en el inicio de curso

El Ampa del Miguel de Cervantes denuncia que la Consejería no repone las dos casetas que quitó y el del Aljorra, una de las dos que hacen falta

C. R. CARTAGENA.

Temor en La Aljorra a que más de setenta alumnos de los colegios Miguel de Cervantes y Aljorra inicien hoy el curso más en precario que en los últimos años. Las asociaciones de madres y padres de alumnos (Ampa) de ambos centros denunciaron ayer que la Consejería de Educación siguen sin reponer las aulas prefabricadas que fueron retiradas de ambos centros recientemente y que son necesarias ante la falta de espacio en ambos colegios, que son muy antiguos.

Está previsto que en las dos quitadas del Miguel de Cervantes se instalaran unos 50 niños de 5 y 6 años, pero «será imposible ya que la Administración no ha tenido la previsión de sacar a contratación el servicio», aseguró la presidenta del Ampa, Concepción Gómez.

«No hay más espacios para reubicarlos. Nos dejan claro que para ellos nuestros hijos son solo números, de expediente en este caso, pero no, se trata de menores que ponen toda la ilusión del mundo en ese primer día de cole. La ilusión se verá truncada por la dejadez de una persona que desde su despacho no tomó la decisión a tiempo», añadió Gómez.

Además, la presidenta del Ampa del CEIP Aljorra, Mari Ángeles González, denunció que ayer faltaban por colocar las dos aulas provisionales en el pabellón de infantil. «Había dos prefabricadas, y la empresa propietaria se llevó una por finalización del contrato, dejando la otra ante la imposibilidad de que entrase el camión a recogerla. Ahora nuestros niños darán comienzo las clases sin tener sus aulas preparadas. La prefabricada que ha quedado no es la definitiva para los niños de cinco años, y los de cuatro años que habían sido desdoblados tendrán que estar en una clase hacinados, ya que no tienen el aula para la mitad de estos alumnos», denunció.

González aseguró que «después de dos meses sin clase, se demuestra una vez más la incompetencia de nuestra administración, que no es capaz de adjudicar la nueva empresa para la instalación de las aulas prefabricadas».

La situación se produce en una localidad que espera desde hace tres cursos que el Ayuntamiento y la Comunidad pongan en marcha el proyecto para construir un nuevo centro que sustituirá a los vetustos Miguel de Cervantes y La Aljorra. Por ello, la presidenta del Ampa del primer centro dijo que en el pueblo no se sienten «ciudadanos de primera».

Amianto en El Bohío

En la víspera del inicio del curso escolar, la secretaria general de Podemos en Cartagena, Pilar Marcos, denunció que seis colegios y un instituto públicos tienen aún 17 barracones, cuyo gasto anual por el alquiler a los proveedores cuesta 1,1 millones de euros.

Acompañada del secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, y el diputado regional Miguel García, Marcos acudió a la puerta del CEIP San Cristóbal de El Bohío, que tiene este tipo de aulas y un aulario de Infantil con tejado de amianto.

Marcos indicó que, tras acceder a un expediente de la Consejería sobre el alquiler de un aula prefabricada en Murcia, su grupo municipal comprobó que su coste alcanza los 6.700 euros mensuales, lo que representa un gasto de 67.000 euros por curso y un total de 1,1 millones de euros para las 17 instaladas en el municipio. «Con ese dinero pueden hacer las ampliaciones», agregó.

Coste de 12.000 euros

Sin embargo, a través de un portavoz, Educación acusó a Podemos de «mentir» respecto al coste que tendrán las casetas. «No llega a 12.000 euros el coste anual del alquiler de un aula. En cualquier caso son recursos provisionales mientras se realiza la obra del centro». Además, destacó que Cartagena dispondrá este año de 17 habitáculos prefabricados en seis centros, tres menos que el año pasado. «Nuestro compromiso es retirarlos progresivamente», añadió.

Urralburu: «Cachá debería tener en un barracón su oficina»

El secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, acusó a la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, de «mentir de forma descarada» en el inicio de curso. «No es verdad que haya más dinero para la enseñanza pública y más profesores, ni hay menos niños por aula. Tenemos los mismos problemas estructurales tras diez años de recortes sostenidos» y de «promoción» de la concertada. Puso como ejemplo el colegio del Bohío, donde hay niños de tres años en «barracones» sin aire acondicionado y calefacción. Por eso pidió a Cachá que dé ejemplo y traslade su despacho a un módulo prefabricado: «Que conozca de primera mano las condiciones lamentables en las que están miles de alumnos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos