El colapso en Urgencias del Santa Lucía deja en el pasillo a 20 pacientes

Sala de espera de Urgencias del Santa Lucía. / Pablo Sánchez / AGM
Sala de espera de Urgencias del Santa Lucía. / Pablo Sánchez / AGM

Los enfermos, muchos de ellos procedentes de la costa y derivados de consultorios cerrados, aguardaban anoche en camas a ser ingresados

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La presión asistencial que se vive estos días en Urgencias del Hospital Santa Lucía ha obligado a cambiar parte de los planes veraniegos que tenía la gerencia del Área de Salud II de Cartagena. La llegada de pacientes, muchos de ellos procedentes de las playas, ha provocado que los 'boxes', las salas de espera y las zonas de preingreso estén al completo. Esta situación forzó ayer por la tarde a la dirección del centro a dejar a alrededor de una veintena de pacientes en los pasillos, esperando a ser ingresados en las plantas de hospitalización.

La aglomeración de usuarios obligó a la dirección, además, a reforzar el servicio con más trabajadores, para intentar subir a las habitaciones al mayor número de personas a lo largo de la noche. Fuentes hospitalarias indicaron que el aumento de la presión, se debió también a que, tras el puente de la Virgen de la Asunción, ha habido más llegadas de usuarios que altas.

Al cierre de esta edición, una portavoz del hospital indicó que estaban preparando la Unidad de Preingreso (UPI), por si hiciera falta abrirla. Se trata de una sala equipada con una treintena de camas, que sirven para mantener a los pacientes fuera de los pasillos, mientras no son ingresados en la planta.

Los trabajadores denunciaron la situación «insostenible», en algunos momentos de la tarde. Por ello exigieron un refuerzo de personal, tanto en Urgencias como en las zonas de hospitalización. Criticaron que las camas en los pasillos es una situación que se ha repetido en varias ocasiones en lo que va de verano, aunque no en la cantidad de ayer.

Situación «insostenible»

La razón del aumento de esta semana, además de a la llegada de turistas que pasan unos días en la costa y que necesitan atención hospitalaria, es que muchos ciudadanos no pueden acudir a su médico de cabecera por la mañana al estar trabajando y estar los centros de salud cerrados por las tardes. También a que pacientes de ambulatorios tienen que esperar tres o cuatro días para ver al facultativo, ya que Sanidad no cubre las vacaciones de aquéllos.

La Gerencia del Área de Salud II de Cartagena mantiene cerradas tres plantas de hospitalización en el Santa Lucía y del Santa María del Rosell, todos los quirófanos del este último hospital y la mitad del primero. Además, los centros de salud no pasan consulta por la tarde, al igual que los consultorios de La Magdalena y San Isidro.