Cine y cazatesoros en el Arqueológico

Diego García, Narcisa Paterna, Flori Díaz, Alfonso Santo y María Luisa Saura . / FOTOS: J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Diego García, Narcisa Paterna, Flori Díaz, Alfonso Santo y María Luisa Saura . / FOTOS: J. M. RODRÍGUEZ / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

Los cines son para el verano y, en Cartagena, ya solo queda el recuerdo de Los Juncos, un lugar donde muchos ciudadano pasaban las noches de estío con familiares y amigos, viendo buenas películas al aire libre. Por ello, y porque cada vez son más las personas que permanecen en la ciudad durante la época estival, los responsables del Museo Arqueológico Municipal Enrique Escudero de Castro han programado, un año más, un ciclo de cine, que este año se titula '¿Cazatesoros o arqueólogos?'.

Los jardines del museo son el lugar perfecto para acoger un improvisado cine al aire libre, que todos los jueves se llena. Esta semana, la película elegida fue un clásico de la gran pantalla: 'Las minas del rey Salomón'. Este largometraje, rodado en 1950, está protagonizada por Deborah Kerr y Stewart Granger.

Los asistentes disfrutaron con la historia de Elizabeth Curtis, cuyo marido desapareció en algún lugar de África mientras buscaba las minas de diamantes del rey Salomón. Para encontrarlo, Elizabeth contrata al aventurero y explorador Alan Quartermain y le ofrece una recompensa de 5.000 libras.

La responsable de la programación del Museo, María Luisa Saura, explicaba poco antes de comenzar la proyección que «el cine y la literatura han contribuido, desde sus inicios, a dar una mayor visibilidad a la profesión del arqueólogo y a los grandes descubrimientos en esa disciplina, con películas de aventureros y cazatesoros, que luchan por hacerse con alguna reliquia escondida. El caso más famoso es el de Indiana Jones».

A ver la película acudieron espectadores como María Ángeles Urrea, Ángela Marcet, Paqui Díaz, Alicia Ibáñez, Chakir Shoussi, Diego García, Narcisa Paterna, Jaime Molina, Flori Díaz y Alfonso Santo, este último proyeccionista en distintos cines de Cartagena durante muchos años.

El intenso calor que se está viviendo estos días en la ciudad era una de las razones más recurrentes para asistir a la proyección. «Se está muy fresco y ya que no estamos en la playa, se agradece que programen actividades al aire libre», explicaban Alicia de la Cruz y José Ramón Casanova.

Familias enteras acudieron al Museo, como la de Geni Castillo y Antonio Gallego, que llevaron a ver la película a sus nietas, Erin y Katya. «Aunque aun son pequeñas, nos gusta mucho que se vayan introduciendo en este tipo de cine del género de aventuras y basado en la historia», explicaban ilusionados.

Amparo Férez, Joaquín Garre, Ángel Andreu y Adela Piña aseguraban que cada año se apuntan a una iniciativa que califican de «muy positiva». Incluso desearían que las proyecciones fueran con mayor frecuencia. Como ellos, opinaban asistentes como Miguel Hernández, Pedro García, Fausto Puente, Ana Mateo e Inés Cano.

Benjamín Cutillas, arqueólogo, aseguraba que le parece muy acertado que la gente conozca nuestra profesión por el cine. Tampoco faltaron asistentes como Cristina Molinet, María José Victoria y Ana María Pérez.

Para todos los gustos

El cine de verano continuará durante los meses de agosto y septiembre, también todos los jueves, excepto el día 15, La proyección se adelantará al miércoles anterior. En el programación hay películas para todos los gustos y de varios géneros, como 'La momia', de aventuras; 'Asesinato en Mesopotamia', policiaca; 'The body (El cuerpo), de suspense; 'El secreto de los incas', épica, y 'La máscara de Fu-Manchú', del género de terror.

El ciclo se cerrará en septiembre con los largometrajes 'La búsqueda' (2004), también de aventuras, y 'La rosa púrpura de El Cairo', una de las grandes comedias agridulces de Woody Allen. Se tras de un repertorio de clásicos para todos los gustos, que no tiene precio porque se trata de una iniciativa gratuita.