Cinco islas servirán de nido a las aves en Cabezo Beaza

Dos técnicos de ANSE colocan vegetación en una isla, en la depuradora de Cabezo Beaza. / hidrogea
Dos técnicos de ANSE colocan vegetación en una isla, en la depuradora de Cabezo Beaza. / hidrogea

Hidrogea y ANSE amplían su colaboración para promover la presencia de especies acuáticas en las lagunas situadas junto a la depuradora municipal

EFE

Hidrogea, empresa concesionaria del servicio municipal de aguas, y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) empezaron la semana pasada la construcción de cinco islas de gran tamaño para permitir la nidificación de aves acuáticas en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Cabezo Beaza.

Según informó la compañía, se trata de una iniciativa enmarcada en el convenio que mantienen ambas partes para promover la biodiversidad en la depuradora municipal de Cartagena. Este programa consiguió durante el año 2018 la nidificación de tres parejas de malvasía cabeciblanca (cuyo nombre científico es 'Oxyura leucocephala') en estas instalaciones.

Técnicos de ANSE han comenzado a habilitar cuatro islas de nueve metros cuadrados y otra de seis, para favorecer la reproducción de aves acuáticas. Las orillas de este humedal artificial carecen de vegetación, lo que impide el asentamiento de ejemplares de diversas especies de patos, fochas comunes y pollas de agua.

Malvasía cabeciblanca

En años anteriores, los responsables de este plan ambiental colocaron en Cabezo Beaza dos plataformas con un diseño mejorado, que permitían mantener la vegetación a largo plazo. En esta ocasión, se ha decidido incrementar el tamaño de los puestos para que más parejas de aves puedan situar sus nidos.

Las islas tendrán con una cubierta de vegetación helófila, como enea ('Typha'), lirio amarillo ('Iris pseudoacorus') y masiega ('Cladium mariscus'), para proporcionar refugio a las aves y protegerlas de los depredadores. Además, en los próximos días se procederá al arreglo y el mantenimiento de las balsas montadas en años anteriores, para que estén en una ubicación y estado óptimos.

Los ecologistas observaron el año pasado la reproducción de tres parejas de malvasía cabeciblanca ('Oxyura leucocephala'), un pato catalogado en España como en peligro de extinción y amenazado de desaparición a nivel mundial.

 

Fotos

Vídeos