Cinco inspectores aumentan el control de fronteras y sanitario del tráfico del Puerto de Cartagena

Operaciones de descarga de un contingente de limones recién llegados a Cartagena, ayer en el Muelle de San Pedro. / pablo sánchez / agm
Operaciones de descarga de un contingente de limones recién llegados a Cartagena, ayer en el Muelle de San Pedro. / pablo sánchez / agm

El Muelle de San Pedro lidera la exportación de ganado vivo y es el séptimo en número de revisiones de toda España

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El tráfico de mercancías vegetales frescas y animales no solo sitúa al Puerto de Cartagena como líder en exportaciones de ganado vivo y a la cabeza en la entrada de frutos como el limón. Además, la necesidad de garantizar que todos los cargamentos cumplen la normativa sobre importación y exportación y los estándares sanitarios ha llevado a aumentar de ocho a trece el número de inspectores del Puesto de Inspección Fronteriza (PIF). Los supervisores se encargan de las mercancías de origen animal han pasado de cuatro a cinco. Los que se ocupan de los vegetales se han multiplicado por dos (de cuatro a ocho), según informó ayer el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, durante una visita a las instalaciones en las que tiene lugar ese control.

La pujanza en el tránsito de este tipo de productos se enmarca en un aumento generalizado del comercio a través del puerto. En el primer semestre de este año, los datos oficiales indican una subida de un 5,5% con respecto al mismo periodo del año pasado. Estas cifras superan a las conseguidas en 2017, durante el mismo periodo. Estos índices se benefician de algunos récord singulares como los 3,5 millones de toneladas alcanzados en mayo de este año, que se erige como el mejor mes de la serie histórica. Ese datos supuso un incremento del 28,22% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

Importaciones

80.000
toneladas de limones entran cada año en España a través de Cartagena, uno de los puertos con más tráfico de cítricos del país.

Jiménez tuvo ocasión de departir ayer sobre el progreso general de las cifras de negocio con el director general de la Autoridad Portuaria, Fermín Rol, que le acompañó en la visita. También estuvo presente el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Cartagena y Comarca (COEC), Pedro Pablo Hernández, que ejerce de vicepresidente de la Autoridad Portuaria mientras la presidencia está vacante, a la espera de una propuesta del futuro Gobierno regional. Su análisis fue que el Puerto crece de manera continuada como catalizador de la riqueza de la Región y motor que impulsa la actividad comercial de la Comunidad.

Nuevos dispositivos permiten descargar frutas garantizando su estanqueidad y con una temperatura adecuada

Necesidades crecientes

Jiménez, Hernández y Rol asistieron a la maniobra de carga y descarga de un contingente de limones del buque 'Swan Chacabulo', en el Muelle de San Pedro. Allí se encuentra el punto de control de fronteras, en el que trabajan los inspectores de la Delegación del Gobierno que supervisan los servicios de control de la sanidad animal y vegetal. También allí se realizan las tareas propias de Sanidad Exterior.

Exportación ganadera

2010
22.515 cabezas (en vivo).
2011
33.233 cabezas.
2012
259.989 cabezas.
2013
366.766 cabezas.
2014
408.942 cabezas.
2015
581.596 cabezas.
2016
610.241 cabezas.
2017
668.732 cabezas.
2018
577.767 cabezas.

En el control de mercancías vegetales ya hay seis inspectores a cargo, tras la llegada de dos nuevos este año. Antes de que acabe 2019 habrá dos más. En las revisiones de sanidad animal, hay uno más que antes, para un total de cinco. Además, se han hecho obras para mejorar las instalaciones, para agilizar y perfeccionar la entrada de mercancía en los contenedores.

«El trabajo conjunto que aquí se realiza entre el Puerto, las empresas importadoras y exportadoras y los servicios de la Delegación del Gobierno han convertido a Cartagena en el primer puerto europeo de exportación de animales vivos», subrayó Jiménez.

En los últimos siete años, las salidas de ganado han aumentado de forma exponencial y han pasado de las 260.000 cabezas en 2012, primer año con tráfico importante, a las 580.000 de 2018. En lo que llevamos de año, han partido por el puerto 270.000 animales: 40.000 terneros y 231.000 corderos y ovejas.

El 80% del ganado ovino y el 45% del bovino que salen del país lo hacen por Santa Lucía

«El 80% del ganado ovino que exporta España sale a través de Cartagena, así como el 45% de la cabaña de bovino. Los principales destinos son Libia, Líbano, Turquía y Argelia», detalló el representante del Ejecutivo central. Por su parte, Pedro Pablo Hernández admitió que se trata de un tráfico que no supone unos ingresos relevantes para el Puerto a día de hoy, pero que si tiene un peso importante en la economía regional. También reconoció que sus fluctuaciones dependen de la situación en países cuya situación política es inestable. «Sin embargo, es algo con lo que ya se cuenta y que no supone un problema», aseveró.

Por lo que respecta al tránsito de mercancías de origen vegetal, Jiménez destacó que acaba de empezar la campaña de importación de limones. Abarca de julio a septiembre, mees en los que es necesario traerlo de países de otras latitudes, como Suráfrica y el cono sur americano.

«La actividad importadora de cítricos es fundamental para el puerto, pues mueve entre 50.000 y 80.000 toneladas de limones cada año, y también requiere nuestros servicios de inspección», explicó. El año pasado, solo en esos tres meses se concentró la entrada de 75.000 toneladas de este fruto, lo cual obliga a una labor ingente a los inspectores.

Producto mejor conservado

Finalmente, el delegado del Gobierno visitó las instalaciones en las que se realiza el control sanitario y de fronteras de las mercancías de origen vegetal. Las obras realizadas han supuesto la instalación de nuevos dispositivos de descarga en los contenedores para adaptarlos a sus dimensiones. Así, esta operación puede ser realizada en unas condiciones de estanqueidad óptimas, que evitan que el producto se oxide y pierda temperatura. Esta mejora responde a las demandas de las supervisiones y auditorías realizadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. También las empresas que trabajan en el puerto con estas mercancías estaban interesadas en estas innovaciones. Además de acelerar las operaciones de descarga, evitan que se rompa la cadena de frío de estos productos, cuya calidad se resiente cada minuto que pasa en unas condiciones de conservación poco óptimas.

«Cada mejora que nos permite ser más ágiles en el movimiento de mercancías hace que seamos más competitivos», indicó Pedro Pablo Hernández, para quien siempre hay un margen de mejora que permita que los productos que se embarcan y desembarcan en Cartagena estén cuanto antes en los mercados a los que van destinados. El objetivo es ofrecer a las consignatarias un servicio mejor que el de otros puertos de latitudes próximas.

Con todo, fuentes del Puerto aseguraron que no se recuerda ningún problema de conservación y retirada de partidas de limones desde que, en 2015, las inspecciones revelaron la presencia de producto procedente de Suráfrica que no estaba en buenas condiciones.

Séptimo puesto en España

El volumen de tráfico de importaciones y exportaciones del Puerto coloca al Puesto de Inspección Fronteriza de Cartagena en séptimo lugar de España de entre los 37 centros de control de aduanas para este tipo de productos que hay en los puertos españoles. La clasificación la lideran Madrid, Barcelona, Algeciras y Pontevedra.

Los progresos en la carga de origen animal y vegetal completan un aumento del movimiento de mercancías que se nota fundamentalmente en los graneles líquidos dos (un 6,97% más entre enero y junio, respecto al mismo periodo del año pasado), con un tráfico global de 11 millones de toneladas. Los graneles sólidos subieron un 3,35%, hasta llegar a los 2,7 millones de toneladas. El resto de mercancías subió un 10%. En ese caso, se superó la cifra de medio millar de toneladas, según los datos aportados ayer por el Puerto.