PSOE, PP y Cs acusan a López de «incitar al odio y llamar a la violencia»

El líder de MC, José López, durante la manifestación de este domingo./J.M. Rodríguez / AGM
El líder de MC, José López, durante la manifestación de este domingo. / J.M. Rodríguez / AGM

El líder de MC arremete contra Castejón y Arroyo en una manifestación que congregó a 200 personas frente al Ayuntamiento de Cartagena para protestar contra el pacto entre PSOE y PP

Antonio López / LV
ANTONIO LÓPEZ / LVCartagena

Alrededor de 200 personas se volvieron a concentrar este domingo frente al Palacio Consistorial de Cartagena para protestar contra el pacto alcanzado este sábado entre el PSOE y el PP para gobernar el municipio los próximos cuatro años. Esta vez, los gritos de «Castejón dimisión», «corruptos» y «manos arriba, esto es un atraco» se escucharon más fuerte. Mucho más cuando el concejal de MC y exalcalde de Cartagena, José López, se subió a los escalones de acceso al Ayuntamiento y arengó a los allí concentrados. Una actuación que el PP consideró un «desprecio por la democracia» y que solo buscaba «incitar al odio contra el resto de los partidos», mientras que el PSOE denunció la «actitud antidemocrática de López».

Los manifestantes recibieron al líder del MC al grito de «alcalde» y entonaron cánticos contra el nuevo Ejecutivo municipal. José López explicó que quería llegar a la alcaldía para que la voz de Cartagena no «fuera silenciada» y se escuchara «más allá del Puerto de la Cadena».

También arremetió duramente contra Ana Belén Castejón y Noelia Arroyo, a las que llamó «populistas», e incluso llegó a levantar el puño, enérgico, y a decir: «Las verdades, como puños. Y si hace falta, a la cara, donde hay que dárselas. Por Cartagena, siempre por Cartagena».

Aseguró que Castejón consiguió cuatro años más de trabajo porque de lo contrario estaría «haciendo pelotas en Pozo Estrecho». De Noelia Arroyo apuntó que su marido trabaja «por la cara» en Hefame, una empresa farmacéutica.

Añadió que el pacto que él firmó con Castejón hace cuatro año sirvió para «echar la corrupción del Ayuntamiento», y el de este sábado sirve «para volver a traerla».

PP: «Desprecio por la democracia»

Ante esta concentración y estas declaraciones, el PP denunció esta tarde «los escraches contra rivales políticos» que protagonizó el líder de MC este fin de semana. «Demuestran su desprecio por la democracia y confirman las razones que han llevado a los grupos municipales de PP, PSOE y Cs a conformar un Gobierno de concentración para evitar la vergüenza de volver a tenerle como alcalde», apuntó la formación popular.

El partido de Noelia Arroyo también denunció que José López volvió a «incitar al odio» y realizó «una clara llamada a la violencia que es inaceptable en una democracia». El PP de Cartagena recordó que el líder de MC fue «reprobado por el Ayuntamiento de Cartagena por sus ataques machistas y está pendiente de una sentencia judicial por agresión».

«Es un personaje que se ha demostrado incapaz de controlar su ira y que intenta contagiar su odio a los demás, como ha vuelto a quedar demostrado esta mañana cuando ha llegado a incitar a la violencia física contra sus rivales. Un líder político decente no puede convertir su frustración por no haber logrado el poder en una incitación al odio», explicó la formación popular en un comunicado.

El PP de Cartagena también recordó que, en la pasada legislatura, López «buscó el respaldo del PSOE y Podemos para hacerse con el poder, a pesar de que el Partido Popular le doblaba en votos y concejales». «Cuatro años más tarde, un PSOE arrepentido de sus anteriores decisiones y los partidos que han sufrido sus modos caudillistas y su violencia física y verbal hemos alcanzado un acuerdo para darle a Cartagena estabilidad y desterrar el populismo del Gobierno de la ciudad», aseveró la formación popular.

Por último, el partido liderado por Noelia Arroyo concluyó su comunicado aseverando que «actitudes como la de este domingo confirman la necesidad del pacto que se ha logrado en Cartagena».

PSOE: «Actitud antidemocrática»

El Grupo Municipal Socialista, por su parte, acusó a los concejales de Movimiento Ciudadano de «incitar a la violencia y a la agresión». Los socialistas denunciaron la «actitud antidemocrática de los líderes del partido localista, que se niegan a aceptar que más de la mitad de los votantes no apoyaron a MC y sí a los tres partidos que han decidido unir sus fuerzas para dotar a Cartagena de la estabilidad y normalidad que necesita».

El partido liderado por Ana Belén Castejón le recordó a López que en la anterior legislatura «firmó un pacto de Gobierno con el PSOE y fue el alcalde a pesar de no ser la lista más votada». «Una prueba más de su carácter autoritario y antidemocrático, ya que lo que sirvió para que su partido alcanzara la alcaldía de Cartagena no es válido cuando lo hacen otros grupos políticos», apostilló el PSOE de Cartagena.

Los socialistas le recriminaron al líder de MC que «cada día recrudece su totalitarismo separatista con respecto a Murcia y está generando un clima de tensión social que no es beneficioso para el municipio».

«Es precisamente el radicalismo, el autoritarismo y la actitud violenta y antidemocrática de MC la que ha llevado al PSOE a firmar un pacto de Gobierno para garantizar la estabilidad del Ayuntamiento de Cartagena», concluyó la formación socialista.

Cs acusa a MC de usar «las tácticas del movimiento golpista»

Ciudadanos advirtió que «la convivencia social en Cartagena está amenazada» e hizo un llamamiento público para que la sociedad civil del municipio «levante la voz antes de que sea demasiado tarde y que se visibilice su rechazo a la violencia, la coacción y la intimidación de Movimiento Ciudadano».

El líder de la formación naranja en Cartagena, Manuel Padín, aseguró que denunciarán en los juzgados «los escraches organizados por MC y su llamamiento a la agresión física», ya que podrían constituir «un delito de incitación al odio y la violencia».

«Aunque se autoproclaman patriotas, están reproduciendo a conciencia, una por una, las mismas tácticas demagógicas del más rancio movimiento golpista: identidad territorial excluyente, exaltación de simbología no oficial, interpretación retorcida y burda de eventos históricos y el uso de la violencia», apostilló Manuel Padín.

Por último, Ciudadanos se dirigió a los concejales de MC: «Les pido que reflexionen si merece la pena vivir bajo la sombra de José López y de las maniobras de Jesús Giménez Gallo cuando estas arriesgan décadas de sana convivencia entre todos los cartageneros y la integridad física de algunos ediles».

MC denuncia una «persecución política»

Ante las reacciones que provocó la actuación de José López, la formación localista aseguró que se trata de una «persecución política». De esta forma, MC asegura que López en su intervención se limitó a hacer «una valoración» del pacto alcanzado entre PSOE, PP y Cs y exponer «las necesidades personales y políticas de los firmantes del acuerdo» entre los tres partidos.