El choque entre administraciones añade dudas a la descontaminación de El Hondón

Sondeo encargado por Ercros en los terrenos de El Hondón, con la chimenea de la antigua fábrica de Peñarroya al fondo. / antonio gil / agm
Sondeo encargado por Ercros en los terrenos de El Hondón, con la chimenea de la antigua fábrica de Peñarroya al fondo. / antonio gil / agm

El Ayuntamiento culpa de la ausencia de una solución para limpiar el suelo a la Comunidad y esta replica que solo supervisa el proyecto

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Dieciocho años después del cierre de la fábrica de abonos y fertilizantes Potasas y Derivados, del grupo Ercros, el proyecto de retirada de residuos y de descontaminación de los suelos ocupados por esa factoría en El Hondón acumula nuevos retrasos y dudas. La recta final de la campaña para las elecciones municipales y autonómicas del próximo domingo ha dejado al descubierto la indefinición del Ayuntamiento respecto al plan de limpieza, el silencio de la Comunidad Autónoma ante la colaboración solicitada por el Consistorio y el enfrentamiento político entre cargos locales del PSOE y regionales del PP.

La realización de catas entre la autovía de Murcia y el barrio de Torreciega por parte de Ercros, la semana pasada, llevó lunes al concejal de Medio Ambiente, Manuel Mora, a criticar al Gobierno regional. En un acto de campaña de la candidata a la alcaldía por el PSOE, Ana Belén Castejón (actual alcaldesa), Mora afirmó que, al permitir estos sondeos privados, el Ejecutivo autonómico paraliza sin justificación el expediente de declaración de suelos contaminados de El Hondón. Esta convierte en obligatoria la regeneración.

El edil sostuvo que es suficiente con los estudios que el Consistorio encargó a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), que plantea destinar parte del suelo a viviendas y parte a un parque. Mora advirtió, además, de que «hasta que la Comunidad no diga cuál de las opciones de descontaminación es la que ellos aprueban, el Ayuntamiento no puede hacer nada».

El concejal Mora critica el permiso otorgado a Ercros para que haga un sondeo y defiende el anteproyecto de la UPCT

Ercros argumentó ante la Consejería que es preciso complementar y contrastar a nivel científico la información de la UPCT sobre cuestiones como la «especiación del mercurio, la biodisponibilidad de metales pesados» y los riesgos de las operaciones en el subsuelo. Ercos también propuso realizar «consideraciones técnicas, de acuerdo con la experiencia» que ha acumulado «en la clausura de otros emplazamientos industriales que han acogido una actividad similar a la desarrollada en El Hondón».

«El 16 de enero de 2019, la Comunidad hizo llegar al Ayuntamiento, resto de propietarios de los terrenos y a la empresa que operaba en ellos un informe, en el que advirtió de que el terreno iba a ser declarado suelo contaminado. Además, publicó en prensa la declaración, dándola por hecho, y aseguró a los vecinos que velaría por su seguridad. Pero Ercros solicitó suspender la declaración y una autorización para acceder a la parcela y realizar sus propios estudios. Y la Comunidad ha concedido una suspensión cautelar de seis meses a la empresa, decisión que no entendemos», dijo a 'La Verdad' Mora.

El concejal argumentó que la propuesta remitida por el Ayuntamiento a la Consejería de Medio Ambiente «cuenta con el informe realizado por el equipo del profesor de la Universidad Politécnica Ángel Faz, que deja muy claro, y de forma pormenorizada, la caracterización de los suelos y los materiales contaminantes que existen en la actualidad».

El estudio del Grupo de Investigación en Gestión, Aprovechamiento y Recuperación de Suelos y Agua de la UPCT recoge también «las diferentes alternativas para eliminarlos», agregó Mora. Y lamentó que ahora la empresa tendrá que «presentar los estudios que considere oportunos y contraponerlos a los que se elaboraron por la Politécnica a instancias del Ayuntamiento».

El responsable municipal de Medio Ambiente mostró, asimismo, su malestar por el hecho de que la Comunidad no hizo ninguna observación, respecto al anteproyecto de adecuación ambiental del suelo.

El consejero de Medio Ambiente, Javier Celdrán, respondió ayer al concejal y le acusó a él y al PSOE de, «a tres días de las elecciones» intentar sacar «rédito con comentarios que no tienen ningún tipo de solvencia jurídica». Celdrán dijo que «hay algunas personas a las que les gustaría saltarse las leyes y que nos las saltáramos, pero nosotros vamos a cumplirlas escrupulosamente», acerca de los derechos de Ercros.

Respecto al Consistorio, Celdrán señaló: «Nosotros no podemos decirle, como Comunidad Autónoma, a un propietario cómo tiene que actuar. El Ayuntamiento nos ha presentado tres proyectos y nosotros le podemos sugerir cuál, desde el punto de vista técnico, es el más viable. Pero luego está la parte económica. Y el Ayuntamiento tiene que decidir, de las opciones que tiene, cuál hace». Mora se queja de que no ha habido recomendación alguna, pese a que el Gobierno regional prometió a los vecinos colaborar en un asunto de relevancia a nivel ambiental, social, urbanístico y de salud.

A pregunta de los periodistas, con motivo de un acto electoral de la candidata del PP a la alcaldía, Noelia Arroyo, Celdrán afirmó que las competencias regionales se refieren a supervisar «que se cumpla la ley», y que su departamento trabaja «con responsabilidad para solucionar los problemas». El consejero garantizó que, cumplidos los trámites administrativos y técnicos, será aprobada la declaración definitiva.

Además, criticó que el Ayuntamiento «debería estar trabajando» en ver «qué tipo de acciones emprende» para pedir responsabilidades a Ercros, ante la «gran inversión» necesaria para descontaminar, en vez de «echarnos al Gobierno regional la culpa» de la demora. En todo caso, auguró, lo primero es algo que al Consistorio «no le va a dar tiempo, y tendrá que ser Noelia la que solucione ese problema cuando sea alcaldesa».

El anteproyecto de El Hondón fue entregado por la Politécnica en noviembre y plantea tres alternativas, desde abrir un vertedero fuera de aquella zona a confinar en la parcela los fosfoyesos y las piritas.

El proyecto debe ser autorizado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al haber materiales radiactivos. Este organismo ha forzado a construir un vallado perimetral, para evitar el paso de personas y vehículos. Las obras, exigidas en 2015 y que han costado 105.000 euros, terminaron esta primavera. Entre tanto, la Fiscalía investiga la pasividad de empresas y administraciones.

Más