Castejón teme otro retraso en el colegio de La Aljorra por la demora del anteproyecto

Panorámica de los terrenos escogidos para construir el colegio de La Aljorra, con el tendido eléctrico que hay que retirar. / pablo sánchez / agm
Panorámica de los terrenos escogidos para construir el colegio de La Aljorra, con el tendido eléctrico que hay que retirar. / pablo sánchez / agm

El Ayuntamiento no puede contratar la urbanización hasta que la Comunidad envíe un documento necesario para la obra

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El equipo de gobierno socialista teme que la falta de un anteproyecto del nuevo colegio de La Aljorra demore más su construcción. La concejal de Educación, Mercedes García, comunicó anteayer, en una reunión en la Consejería de Educación, el acuerdo con Iberdrola para eliminar, con una inversión de 120.000 euros, el tendido aéreo de alta y media tensión que impide hacer el centro educativo en el solar elegido y el soterramiento de la línea. También pidió explicaciones sobre cuándo tendrá en sus manos el primer borrador de la edificación, para poder acometer una urbanización de la parcela que se adapte a sus necesidades. Tiene 300.000 euros para ello. «La respuesta de la Directora General de Centros fue que en lugar de enviarnos el documento en noviembre, como preveíamos, lo hará en enero», apuntó.

En cifras

120.000
euros costará eliminar el tendido eléctrico de alta y de media tensión y soterrar la línea.
300.000
euros de presupuesto tiene la urbanización del solar por parte del Ayuntamiento.
4
millones de euros tiene comprometidos la Consejería de Educación para hacer el colegio.

El proyecto de construir un colegio en La Aljorra, para acoger allí a 500 alumnos de dos centros que se han quedado obsoletos, fue una promesa del expresidente regional Pedro Antonio Sánchez en 2014, cuando era consejero de Educación. La propuesta fue asumida por su sucesora en el cargo, Adela Martínez-Cachá. Sin embargo, la elección de los terrenos y su idoneidad para acoger esta infraestructura ha demorado cinco años el inicio de las obras. Todo este proceso ha ido acompañado de reiterados reproches entre administraciones y de una sucesión de protestas de los vecinos de La Aljorra, varias veces en Cartagena y una en Murcia.

Tendido eléctrico

El primer lugar escogido para hacer el colegio fue declarado inundable por la Confederación Hidrográfica del Segura y descartado. El segundo está situado junto a la carretera de RM-605 (Cartagena-La Aljorra) y a la Vía Verde de Totana. Fue adquirido y adaptado. Pero aún hay que despojarlo de un tendido eléctrico aéreo incompatible con el proyecto.

Ahora, el equipo de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, atribuye a la Comunidad otro retraso. El anteproyecto debía estar hecho desde antes del verano. En mayo, la Consejería dijo que las obras comenzarían antes de que acabara de año. Pero no será así, a juzgar por la conclusión que García sacó del encuentro con la directora general de Centros, María Remedios Lajara, el pasado jueves.

Esto implica que el Ayuntamiento no podrá aprobar, todavía, la disponibilidad de presupuesto para la urbanización, ni redactar ese proyecto en lo que resta de año. Según García, eso obligará a traspasar los 300.000 previstos a la propuesta de Presupuesto Municipal de 2019, dado que se trata de una inversión y no de un gasto corriente que se prorroga automáticamente Dicho de otro modo, el equipo de gobierno, del PSOE, que solo cuenta con seis ediles, necesitará, al menos para disponer de ese dinero, el año que viene, y hacer la urbanización.

El nuevo centro fue ideado para acoger a 500 alumnos de dos instalaciones que tienen medio siglo de vida

Desde la Comunidad reconocieron, ante las preguntas de 'La Verdad', que la entrega del anteproyecto tendrá lugar «entre diciembre y enero». «El proyecto ya está en contratación», indicó un portavoz. «Una vez licitado, la empresa adjudicataria tendrá un mes para presentar el anteproyecto». Ese es el documento que necesita el Ayuntamiento para elaborar el de urbanización. No obstante, la versión de la Consejería es que la mayor parte de los cuatro años de retraso se debe a la «incapacidad» del Ayuntamiento para poner a disposición de la Comunidad un terreno viable.

A día de ayer, ni los responsables municipales ni los regionales consultados por este diario se atrevieron a dar plazos para la ejecución material del proyecto. Mucho menos quisieron pronunciarse sobre cuándo podría estar listo para acoger a los alumnos.

Una fase para cada ciclo

Está por ver si esto trastoca los planes de que, en 2020, medio millar de alumnos de los colegios Miguel de Cervantes y de La Aljorra, que llevaban medio siglo de funcionamiento, estrenen instalaciones. La idea esbozada por los técnicos municipales y defendida por la consejera de Educación consiste en dividir el proyecto en dos fases, para trasladar un ciclo completo cada vez.

En primera lugar habrá que construir el patio del centro y el pabellón para albergar nueve aulas de Educación Infantil, que funcionaría como una extensión de los colegios originales, dependiente de ellos. En una segunda etapa, la consejería promoverá la edificación de módulos para albergar 18 clases de Primaria, un comedor y dos pistas polideportivos. También el centro directivo y administrativo, con lo que los dos viejos colegios quedarán totalmente vacíos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos