Castejón tanteará a promotores para limpiar y urbanizar El Hondón

Imagen reciente de los terrenos del Hondón, en los que estaba Potasas y Derivados. / a. gil / agm
Imagen reciente de los terrenos del Hondón, en los que estaba Potasas y Derivados. / a. gil / agm

La alcaldesa urge a la Comunidad Autónoma a aprobar una amnistía de las tasas ambientales que rebajaría un 40% el coste de la descontaminación

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Objetivo: ahorrarse la descontaminación con fondos públicos o reducir su impacto sobre las arcas municipales. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, trata en estos días de encajar las piezas del rompecabezas en el que se ha convertido el proyecto de hacer en El Hondón un ensanche de la ciudad que incluya el futuro acceso de la alta velocidad. Para no abocar al Ayuntamiento al pago de 17 millones de euros, coste estimado de eliminar todo rastro del material radiactivo y otros contaminantes dejados allí hasta 2001 por la actividad industrial de Potasas y Derivados, la primera edil está dispuesta a poner en manos privadas la urbanización y la promoción de viviendas, jardines e instalaciones deportivas previstas.

La empresa elegida firmaría un convenio y asumiría los costes de limpieza. También se quedaría con todo o con parte de los beneficios urbanísticos. Un portavoz de la alcaldía indicó ayer que en este convenio podrían utilizarse fórmulas mixtas, con la intervención de la Sociedad Municipal Casco Antiguo.

Castejón dijo no temer el envite lanzado el lunes por el consejero de Medio Ambiente, Javier Celdrán, quien subrayó que el propietario mayoritario del suelo (el Ayuntamiento) es el responsable de descontaminar. Para la regidora, lo más urgente es vallar la parcela, para lo que cuenta con dinero de los presupuestos municipales de este año.

La catalogación como suelo contaminado que han hecho la Comunidad y el Consejo de Seguridad Nuclear, dependiente del Estado, obliga a limpiarlo en función del uso futuro. «Si conseguimos superficie residencial suficiente para construir 1.200 o 1.500 casas en la parte menos contaminada, la operación puede ser rentable. Si la cosa ronda las 500 viviendas, tendremos un problema», aseveró Castejón, por medio de un portavoz.

En la negociación con promotores privados será clave el coste de la descontaminación. Por eso, el Ayuntamiento insistirá en que se desbloquee la amnistía fiscal solicitada a la Comunidad Autónoma para que no haya que pagarle la tasa ambiental que impone a cualquier operación de este tipo.

Sobrecoste fiscal

En 2017, el Ayuntamiento estimó que ese gravamen generaba un suplemento del 66% sobre el coste estimado por la UPCT. Eso supone elevar el gasto a 28 o 29 millones y puede marcar la diferencia entre una operación rentable y una ruinosa, que espante a los promotores privados. No solo eso, Castejón también planteará que se puedan flexibilizar las condiciones de descontaminación, para que sea posible urbanizar un sector mientras se descontamina otro.

Todo ello tendrá que esperar hasta conocer el informe final que el catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Ángel Faz tiene previsto presentarle al Ayuntamiento en noviembre. Hace un año, este experto expuso los primeros resultados de caracterización de suelos y un principio de solución urbanística. Esta pasaba por liberar como urbanizables 600.000 metros cuadrados del millón de superficie total y encapsular bajo tierra buena parte de los elementos contaminantes en el resto, concentrados en el sector noreste.

El traslado afectaría a unos 600.000 metros cúbicos de residuos industriales (azufre, arsénico, cadmio y zinc y plomo) encima de los cuales se construiría un complejo de jardines y zonas deportivas. La zona urbanizable estaría en el área más cercana a la carretera de La Unión, para proyectar la expansión de Cartagena.

Podecasa se acerca a su final

La disolución de Podecasa, sociedad creada por el Ayuntamiento y la Comunidad hace 18 años para compartir con Ercros los terrenos de Potasas y Derivados, no tiene vuelta atrás y se sustanciará en los próximos meses. El Ayuntamiento se quedará con la parte de la Administración regional (15% del total del terreno) sin pedir a cambio que costee la parte de la descontaminación que le correspondería, pero insistiendo en el tema de la amnistía fiscal.

Cs pide la unidad de PP y PSOE para aligerar la tarea

Ciudadanos pidió ayer al PP, que sustenta al Gobierno regional, y al PSOE, en el poder en el Ayuntamiento y en el Estado, que «olviden por un segundo la campaña electoral y cierren filas para descontaminar El Hondón». La formación naranja propuso una mesa de trabajo con presencia de las tres administraciones y representación del Consejo de Seguridad Nuclear, para «ordenar y coordinar» las acciones a emprender «antes el caos legal y administrativo» existente. Además, su portavoz, Manuel Padín, solicitó la celebración de una Junta de Portavoces extraordinaria para llegar a un amplio acuerdo municipal, «ya que los seis concejales socialistas solo representan al 17% de la población».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos