Castejón y Olivo celebran el «acuerdo histórico» sobre el Plan Rambla

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el promotor Tomás Olivo, este lunes, en el Palacio Consistorial./Pablo Sánchez / AGM
La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el promotor Tomás Olivo, este lunes, en el Palacio Consistorial. / Pablo Sánchez / AGM

El promotor anuncia que retomará la urbanización «de inmediato» y que las primeras viviendas, de las 1.692 previstas, estarán construidas en dos años y medio

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el promotor Tomás Olivo escenificaron en la mañana de este lunes el «acuerdo histórico» sobre la reactivación del Plan Parcial Sector Rambla, dieciocho años después de la paralización de las obras. El empresario anunció que su intención es iniciar «de inmediato» los trabajos de acondicionamiento de las parcelas en el entorno del centro comercial Eroski y del Palacio de Deportes, y que las primeras viviendas -de las 1.692 previstas- estarán acabadas en dos años y medio. Añadió que la inversión total de los distintos propietarios del suelo, del que él es el titular mayoritario, superará los 300 millones de euros y crearán mil puestos de trabajo.

Más

En una comparecencia conjunta ante los periodistas en el Palacio Consistorial, Castejón informó del acuerdo alcanzado minutos antes por la Junta de Gobierno Local y dijo que es un avance que merece «celebrar». Los seis concejales socialistas declararon la vigencia del convenio urbanístico firmado en 1989 por el Ayuntamiento y la compañía Cartagena Parque SA y aprobaron una nueva redacción del proyecto de urbanización. Se trata de corregir los defectos de este documento técnico, que ocasionó una distorsión con el Plan Parcial al acometer las obras del polígono 3 y de la carretera que conecta la calle Soldado Rosique con la Avenida del Cantón, y de retomar la ejecución del convenio.

«Hoy es un momento histórico para Cartagena y para toda la ciudadanía. Hemos aprobado una propuesta muy muy esperada, que va a servir para desbloquear el conocido por todos los cartageneros como Plan Rambla», dijo la regidora socialista. Y, tras reconocer que el Ayuntamiento «lo hizo mal» a nivel técnico hace dos décadas, agradeció «la buena predisposición y la voluntad» de Olivo por llegar a un entendimiento.

«Contribuyo a nuestra ciudad»

Olivo, quien se dijo «contento de contribuir al desarrollo de nuestra ciudad», de la Cartagena de donde es su familia (aunque él nació en Balsapintada, pedanía de Fuente Álamo). Y avanzó que hará edificios de hasta diez alturas y que empleará, en parte, la fórmula del contrato de alquier con opción a compra, para «dar oportunidad a los jóvenes». El ritmo de edificación irá en función de la capacidad de «oferta» de las empresas y de la «demanda» del mercado, apuntó Olivo. Y agregó que ve en una senda de mejora tras años de crisis.

Castejón citó la especial importancia del pacto en un momento de parón en trece proyectos debido, según Castejón, a la mala gestión urbanística de la Comunidad Autónoma, gobernada por el PP. Aludió así a que el Tribunal Supremo «tumbó» el Plan General, precisamente tras un recurso de Olivo, y la «fallida» estrategia de aprobar unas normas transitorias que amparan durante dos años la construcción de viviendas y fábricas en suelos urbanos consolidados.

Críticas a la Comunidad y al PP

Asimismo, Castejón insistió en que la Comunidad Autónoma no tiene competencias sobre este asunto, aunque tendrá «el detalle y la gentileza de enviarle el proyecto, para que vean qué bien va a quedar Cartagena» y cómo el gobierno local ha sido capaz de solucionar lo que «en veinte años otros no quisieron o no supieron». A su juicio, «era muy fácil», apuntó en alusión a los gobiernos de la exalcaldesa Pilar Barreiro. Y restó importancia al hecho de que pueda ser necesario -no concretó si lo será- obtener un informe favorable sobre inundabilidad de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), al estar los terrenos cerca de la rambla de Benipila.

La alcaldesa y el empresario de Balsapintada (Fuente Álamo) destacaron también que Cartagena Parque asumirá el coste de la realización de mejoras en el área de la que es urbanizador principal este último, la remodelación del vial y una aportación para la construcción de un parque. Olivo recordó que lo primero es una cuestión no obligatoria, pero que su mercantil asume por petición municipal, y que en su día se estableció en 150 millones de pesetas la aportación privada a la zona verde, que tendrá 339.000 metros cuadrados.

El campamento festero, sin definir

Acerca del futuro del campamento de las Fiestas de Carthagineses y Romanos, la primera autoridad municipal no aclaró si será trasladado a la zona cercana al centro comercial Mandarache, de cara al año 2020. Pidió a los festeros que tengan «tranquilidad», porque este 2019 las celebraciones seguirán junto al Estadio Cartagonova. «No veo las prisas» para planificar la edición de 2020, concluyó.

En la rueda de prensa acompañaron a la alcaldesa y el promotor, desde la primera fila de asientos, los concejales de Infraestructuras y de Hacienda, Juan Pedro Torralba y Manuel Mora respectivamente, y el jefe del área de Urbanismo, el funcionario Jacinto Martínez. Por Cartagena Parque, acudieron el arquitecto Ignacio García y dos colabores. Antes de la Junta de Gobierno y de la comparecencia, Castejón y Olivo mantuvieron un encuentro en el despacho de la alcaldía. Tras el segundo acto, se reunieron de nuevo en estas dependencias.

Más