Castejón inicia una semana clave para aprobar el Presupuesto

El equipo de Gobierno tiene seis días para hallar apoyos que le permitan dar el visto bueno definitivo a las cuentas en el Pleno del viernes

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, se juega en la semana que comienza aprobar los Presupuestos Municipales de 2018, para poner en los meses siguientes algunas primeras piedras de obras que pueda rentabilizar en las elecciones municipales de 2019. También pretende con ello dar oxígeno a un programa de subvenciones, sobre todo a entidades sociales, en las que basa su lucha contra la pobreza, contra la marginación y contra la falta de vivienda para los más desfavorecidos. El viernes tendrá lugar el Pleno Municipal en el que se tratará la aprobación definitiva de las cuentas. Habrá debates anticipados en la Junta de Portavoces, mañana, y en la Comisión de Hacienda, el martes.

Con 199,5 millones de euros, ocho de ellos para inversiones, las cuentas pasaron, el 16 de mayo, el trámite de aprobación inicial. Sin embargo, un puñado de alegaciones retrasaron su entrada en vigor y condiciona el visto bueno definitivo.

El PSOE, que cuenta con seis concejales, solo sumaría mayoría absoluta (catorce) si le apoya el PP, que tiene diez ediles, o lo hacen a la vez MC (cinco) y cualquiera de los otros dos grupos, Ciudadanos y Cartagena Sí Se Puede, que cuentan con tres cada uno. Castejón se aseguró ya el voto afirmativo de la formación naranja. Sin embargo, el partido localista, que se unió a ellos a cambio de la aceptación de todas sus enmiendas en la aprobación inicial, no se fía de que el equipo de gobierno las cumpla y presentó alegaciones. En ellas exige garantías de que adecuará el entorno del Anfiteatro Romano, pondrá en marcha del Palacio de los Deportes y activará un Plan de Actuación Integral en barrios y diputaciones, tal y como se pactó hace dos meses.

Cartagena Sí Se Puede, por su parte, hace hincapié en que el Presupuesto, con las propuestas de Ciudadanos y MC, es imposible de ejecutar. Por eso, exige un texto refundido coherente.

Asimismo, hay una alegación de la Asociación de Afectados por los Servicios Públicos (Asepucar) para incluir los ingresos y los gastos del contrato del agua en el Presupuesto y poner a prueba su legalidad. Esta asociación cuestiona la gestión de la empresa que administra el servicio, Hidrogea.

En esta tesitura, el PSOE podría optar por un acuerdo tácito con el PP, si este partido se aviene a abstenerse. El Presupuesto pasaría el corte por la mínima: 9 concejales a favor (PSOE y MC), ocho en contra (MC y Cartagena Sí Se Puede) y la posición neutra del PP. La otra posibilidad es renegociar con MC el acuerdo al que llegaron a las mismas puertas del Pleno, en la aprobación inicial de mayo. En aquella ocasión, el PSOE cedió, minutos antes de comenzar la sesión, a todas las pretensiones de la formación localista. Después, hasta el PP votó a favor. Solo Cartagena Sí Se puede lo hizo en contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos