Castejón dice que compró a Solvia su parte del Hondón para evitar la especulación

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, justificó ayer la adquisición municipal de la parte de la parcela de Potasas y Derivados que la inmobiliaria Solvia le compró a Ercros, porque era necesario evitar «que se pudiera especular con el suelo». «Ahora el Ayuntamiento es dueño mayoritario y puede abordar mejor el proyecto de lo que se pueda hacer allí», aseguró.

Castejón acordó en julio la compra por 500.000 euros. Exoneró también a Solvia de asumir parte de la descontaminación de los metales pesados y residuos radiactivos. Lo hizo poco después de que el empresario Tomás Olivo se hiciera con los terrenos de Española del Zinc y ante el riesgo de que siguera su expansión con la propiedad anexa.

Podemos irá a la Fiscalía

Cartagena Sí Se Puede (Podemos) anunció que llevará a la Fiscalía esa «decisión unilateral de embargar a todos los cartageneros con la compra de unos terrenos envenenados, con señuelos como el AVE y unos proyectos de expansión urbanística que les esconden a los ciudadanos». Podemos no ve nada clara esa operación, tras décadas sin pedir responsabilidades a nadie por la contaminación. Castejón esperará a que los servicios jurídicos le digan si es posible reclamar a Ercros.

Sin embargo, la principal preocupación de la primera edil es calmar «la inquietud y el revuelo» causados en la ciudadanía por la calificación como zona con emisiones radiactivas, por parte del Consejo de Seguridad Nacional dependiente del Estado, hace una semana. «Nada ha cambiado. Los suelos son los mismos junto a los que hemos vivido y respirado varias generaciones de cartageneros», aseveró. Respecto al uso futuro de los terrenos, ella apuesta por un parque y deja en un segundo plano la construcción de viviendas, pero para tomar una decisión esperará al resultado del estudio encargado a la UPCT.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos