Castejón denuncia el mal estado de Villa Calamari y exige a Cultura medidas urgentes

LV CARTAGENA.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, ha exigido a la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma «medidas urgentes» de protección para Villa Calamari, un centenario edificio modernista ubicado en San Félix también conocido como el Palacete de Versalles y que es bien de interés cultural (BIC). En el escrito, remitido el pasado 23 de abril, se da cuenta del informe realizado por el departamento municipal de Coordinación de Patrimonio. En él se denuncia la caída a causa de la lluvia y el viento del pasado 22 de abril de un muro de unos 70 metros. Además, exige adoptar «de inmediato», las soluciones oportunas «para evitar el continuo deterioro y expolio tanto de las edificaciones como de los jardines que las circundan».

También recuerda que tras continuas denuncias por su mala conservación, el 17 de julio de 2015, la Dirección General de Bienes Culturales emitió una resolución con medidas urgentes, entre ellas, el cierre de huecos, la colocación de puntales en la zona de servicio, la reparación del vallado y la limpieza del jardín, para evitar la acumulación de plantas secas que favoreciesen los incendios, «algo que no ha sido suficiente para frenar su deterioro», según fuentes municipales. El Consistorio denunció las continuas entradas incontroladas al recinto y el expolio y destrucción de sus elementos ornamentales.

«Avanzado deterioro»

En otro escrito remitido al Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento critica el «avanzado deterioro» de la edificación y su entorno. En el informe arremete contra la Comunidad , «que no ha cumplido las medidas propuestas tanto por la Dirección General de Cultura como por la propiedad, ya que el vallado tiene zonas destruidas que permite entrar con suma facilidad, la puerta del inmueble está también abierta y el jardín acumula maleza seca».