Castejón busca suelo alternativo para el nuevo cuartel de la Guardia Civil

La parcela prevista no está descartada, pero una parte es privada y en otra hay un plan para ampliar el Conservatorio, que está contiguo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Seis meses después de mostrar una parcela a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, como posible emplazamiento para trasladar el cuartel de la Guardia Civil, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, no cierra la puerta a considerar otras alternativas, para que las dificultades que plantea hacerse con terreno suficiente en ese lugar no acabe con dicho proyecto. Una portavoz de la alcaldía indicó a 'La Verdad' que el Área de Urbanismo, dependiente de Castejón, «ofrecerá los terrenos necesarios», sean esos u otros. Parcelas para ello no le faltan al Ayuntamiento, recordó.

El traslado del cuartel de la Guardia Civil estuvo entre los temas tratados en la entrevista de Castejón con el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, el pasado jueves. Éste le pidió a la primera edil que concrete cuanto antes el terreno que pondrá a disposición del Estado.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, confirmó el 30 de marzo en Cartagena «la inversión de once millones» para un nuevo cuartel que estaría en servicio en 2025, en sustitución del actual de la calle Ángel Bruna. El proyecto está dentro de un plan estatal dotado con 600 millones de euros.

Interior prometió once millones para tener las nuevas instalaciones acabadas en 2025

Hace años que Interior tiene entre sus planes hacer inversiones en dos de sus principales cuarteles del sureste, Alicante y Cartagena, que se han quedado viejos. En las instalaciones de Ángel Bruna hay cien personas, ya que muchos agentes viven con sus familias en los módulos residenciales del recinto. El complejo presenta desde hace tiempo desperfectos que han obligado a apuntalar determinadas zonas. Además, se considera que la parcela se ha quedado pequeña y que es mejor buscar un terreno distinto, en una zona bien comunicada, que no esté alejada de los juzgados y que ofrezca posibilidades de ampliación.

La confirmación de Grande-Marlaska tuvo lugar apenas una semana después de que la secretaria de Estado de Seguridad visitara el solar de 25.000 metros cuadrados situado junto a la calle Jorge Juan, que es el que con más opciones. La acompañó Castejón, que ahora debe concretar si cede esa parcela u otra.

La disponibilidad de los terrenos se ve condicionada por dos cuestiones. Una es que una parte de ella no es de propiedad municipal, sino privada. El anterior alcalde, José López, ya negoció su adquisición, sin poder formalizarla y la situación sigue igual. El segundo condicionante es que al lado está el Conservatorio de Música, que también tiene pendiente una ampliación que podría ocupar parte de esa zona.