Castejón asegura a Arroyo el gobierno común «de cuatro años» que cuestiona el PSOE

Ana Belén Castejón y Noelia Arroyo./J. M. Rodríguez/ AGM
Ana Belén Castejón y Noelia Arroyo. / J. M. Rodríguez/ AGM

La alcaldesa se desvincula de lo que dice su partido sobre el traspaso del poder al PP y su socia pide a Diego Conesa que les deje trabajar por el municipio

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La alcaldesa socialista de Cartagena, Ana Belén Castejón, garantizó ayer que el Ejecutivo de coalición que pactó con el PP y Ciudadanos «ha venido para quedarse y va a estar cuatro años gobernando y dando estabilidad al municipio». Castejón reapareció como alcaldesa en la primera comparecencia en la que aceptó preguntas después de una operación y lo hizo junto a la vicealcaldesa, Noelia Arroyo, del PP, para asegurar que «somos capaces de pactar por la gobernabilidad y demostrar a la ciudadanía que somos un gran equipo». Castejón habló de un grupo de 15 concejales, sumando los seis que tiene a los siete del PP y a los dos de Ciudadanos y llegó a decir públicamente, antes de hablar con los periodistas, que ella es la alcaldesa ahora, pero que dentro de dos años lo será Arroyo. «Esto lo afrontamos con responsabilidad, con humildad y también con valentía y mucha solidaridad los unos con los otros», añadió.

La advertencia de la comisión gestora del PSOE cartagenero y del secretario regional, Diego Conesa, de que el relevo en la alcaldía por un representante del PP, en 2021, depende del partido y, en última instancia, de su militancia, no hace mella en el compromiso de Castejón de mantenerlo durante cuatro años.

A su juicio, «solo de esta forma era posible conseguir un gobierno fuerte y sólido que tenga claro que hay cuestiones que todos queremos llevar adelante. Esto es mejor que estar en un gobierno inestable. Lo sé porque lo he sufrido y es muy complicado sacar adelante cosas que son muy necesarias».

Arroyo apoyó a Castejón y consideró que «las promesas que se hacen ante los cartageneros, como la que supuso el pacto de investidura el pasado 15 de junio, hay que mantenerlas hasta el final». Por eso, pidió al secretario general del PSRM, Diego Conesa, que respete la decisión de los seis concejales socialistas, que están suspendidos cautelarmente de militancia, para formar un ejecutivo «sólido, estable y para cuatro años» y reiteró su confianza en un pacto «que está firmado».

«Lo que vamos a defender siempre es que esas promesas que se hacen ante los cartageneros se mantienen hasta el final», aseguró la dirigente del PP, quien consideró «falsas» las razones por las que Conesa cuestiona un pacto que también ha sido desautorizado por la dirección regional del PSOE.

Así, dijo que la obligación de consultar los pactos a las bases y de que gobierne la lista más votada «solo la intenta imponer en Cartagena» el líder socialista, quien ha recordado que Conesa no va a consultar a la militancia si quiere que vuelva a gobernar MC como lista más votada o que haya conseguido la alcaldía en Lorca con un acuerdo con IU y Ciudadanos para desalojar a la lista más votada, que fue el PP.

De vacaciones, según MC

Por su parte, el presidente de MC, Jesús Giménez, calificó como «nulo» el balance de gestión en las primeras tres semanas del Gobierno local. «Arroyo y Castejón llevan 21 días de vacaciones y Manuel Padín, vicealcalde en representación de Ciudadanos, cuatro años más», apostilló. A su juicio, para lo único que han servido estos primeros días es para repartirse las competencias y rodearse de asesores .