Castejón aplaza a enero las comparecencias pedidas por PP y MC y evita chocar con López

Castejón, repartiendo ayer bolígrafos entre los ediles. A su derecha, Isabel García, de MC. / P. SÁNCHEZ / AGM
Castejón, repartiendo ayer bolígrafos entre los ediles. A su derecha, Isabel García, de MC. / P. SÁNCHEZ / AGM

Tras la suspensión del Pleno del jueves, la Junta de Portavoces retoma la actividad política sin el exalcalde y sin alusiones a su actitud «violenta»

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Pese a considerarse «intimidada» y afectada por la actitud «violenta» del portavoz de MC, José López, en el último Pleno Municipal, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, prefiere aparcar sus diferencias con él. Ambos coincidieron el sábado en una comida en Los Puertos de Santa Bárbara «con total normalidad», según los colaboradores de Castejón. Y aunque ella ha consultado con un abogado la posibilidad de denunciarle, ayer dio a entender que no piensa poner en común con la oposición ninguna medida para censurar y evitar en el futuro salidas de tono como la que llevó al exalcalde a golpear la mesa presidencial del Pleno y a darle un puñetazo a la puerta principal de la sala coincidiendo en el momento en que ella salía.

Castejón da muestras de que prefiere que las aguas vuelvan a su cauce, y de que tampoco quiere abrir debates que puedan suponer nuevos choques en el Pleno. La Junta de Portavoces celebrada ayer no contó con la participación del exalcalde, que prefirió acudir a la celebración artillera de Santa Bárbara en el Acuartelamiento de Tentegorra. «No tiene el don de la ubicuidad», aseguró el presidente de MC, Jesús Giménez.

La representación del partido localista en el primer órgano municipal que se reúne tras la bronca del jueves correspondió a la portavoz adjunta, Isabel García. La reunión fue convocada para acordar el funcionamiento del Pleno conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, previsto para hoy. La primera edil recibió reproches del PP por establecer el orden del día de la sesión sin consultarlo previamente. Participarán miembros de la Corporación municipal que estaba en activo el 6 de diciembre de 1978. También cartageneros que nacieron aquel día. Pese a los reproches, todos aceptaron esas decisiones.

En la junta hubo tiempo para tratar otros temas, ninguno de ellos relacionado con el mantenimiento del orden en los plenos. Castejón despejó la sesión prevista para el día 27 de cuestiones espinosas, como las comparencias de todos los ediles del equipo de gobierno solicitadas por PP y MC para controlar su gestión.

Ese debate tendrá lugar en enero. Castejón, única competente para decidirlo, aunque para ello tenga que atender a lo que digan el resto de grupos, ya dejó clara su posición respecto a peticiones que considera que solo pretenden retrasar la gestión pública. Por eso convocó para el viernes, en mitad del puente de la Constitución, la sesión solicitada por el PP solo para controlar la ejecución del presupuesto.

La Corporación concluirá el día 27 el debate suspendido

El último Pleno ordinario del año está previsto para el 27 de diciembre y servirá para debatir las preguntas e iniciativas que quedaron sobre la mesa en la sesión suspendida el pasado jueves. La regidora tiene pendiente, antes de que acabe el año, sacar adelante la aprobación de las ordenanzas fiscales. Dispone de un borrador desde principios de noviembre, pero aún no se ha decidido a ponerlo sobre la mesa para darle el visto bueno en una Junta de Gobierno local y exponérselo al resto de grupos municipales para aprobarlo. Asimismo, el borrador de presupuestos que la primera edil asegura que tiene casi acabado está pendiente de su negociación con la oposición. Sin embargo, nada ha trascendido sobre el debate plenario de estos dos asuntos importantes.

 

Fotos

Vídeos