Acción Marítima asume la vigilancia costera contra la inmigración irregular y el narcotráfico

Un momento del desfile celebrado con motivo de la Pascua Militar, este domingo, en Cartagena./Antonio Gil / AGM
Un momento del desfile celebrado con motivo de la Pascua Militar, este domingo, en Cartagena. / Antonio Gil / AGM

El Almirante de Acción Marítima preside un desfile y una posterior recepción oficial en la sede de Capitanía General en Cartagena para celebrar la Pascua Militar

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El Almirante de Acción Marítima, el vicealmirante Manuel de la Puente, informó este domingo, durante el acto de celebración de la Pascua Militar en Cartagena, de que ha asumido «la responsabilidad» del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, con lo que a partir de ahora tomará todas las decisiones operativas de la Armada en materia de lucha contra el narcotráfico y la inmigración irregular, así como la dirección de operaciones de rescate.

De la Puente transferirá esta responsabilidad, que asumió el pasado 22 de diciembre, en este mes de enero a quien sea su sucesor, ya que tras tres años y medio en Cartagena, pasará a la reserva el próximo día 23.

En su balance del mandato, se mostró orgulloso de haber podido ver como se «daba un impulso a la modernización» de las fuerzas bajo su mando, con el impulso a la construcción de los submarinos S-80. «El primero será entregado a la Armada en 2022», recordó. También la incorporación de dos buques de acción marítima. El 'Audaz' está en Cartagena desde septgiembre y el 'Furor' llegará a este puerto «a finales de este mes o principios del que viene».

Al acto, que contó con un desfile de las tropas por la Plaza de San Sebastián y con una recepción a las autoridades en la Capitanía de la Armada de Cartagena, asistieron, entre otros, el delegado del Gobierno, Diego Conesa, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, Miguel Pasqual de Riquelme, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y la consejera de Transparencia y Portavoz, Noelia Arroyo.

En la recepción oficial, que tuvo lugar en el Salón del Trono de Capitanía General, también participaron militares, todos los comandantes de buques y unidades de la Armada con base en Cartagena, y una comisión de oficiales, suboficiales y personal de tropa y marinería de diferentes unidades de las Fuerzas Armadas.

Además, una compañía mixta de honores realizó un desfile militar frente al edificio de Capitanía General. La Fuerza estaba constituida por una escuadra de gastadores y una banda de música, cornetas y tambores de Infantería de Marina, una sección del Regimiento de Artillería Antiaérea RAAA-73 del Ejército de Tierra, una sección del Ejército del Aire procedente de la Base Aérea de Alcantarilla y una sección de la Armada compuesta por personal de la Escuela de Infantería de Marina 'General Albacete y Fuster'.

La tradicional celebración de la Pascua Militar fue implantada por el Rey Carlos III el 6 de enero de 1782, en reconocimiento a la labor de las tropas hispano-francesas que, tras siete meses de asedio, recuperaron la isla de Menorca de manos de los ingleses.

El rey ordenó, como prueba del entrañable aprecio a sus ejércitos, que en este día de los Santos Reyes Magos, que posteriormente pasaría a denominarse «de la Pascua Militar», las autoridades reuniesen a las guarniciones para transmitirles en su nombre su más efusiva felicitación.