La Cámara inicia el traslado a la Plaza Castellini para dejar paso al gastromercado

Tres operarios suben cajas a la cuarta planta del vivero de empresas de la Plaza Castellini. / P. SÁNCHEZ / AGM
Tres operarios suben cajas a la cuarta planta del vivero de empresas de la Plaza Castellini. / P. SÁNCHEZ / AGM

Los empresarios volverán a su antigua sede a finales de mes, para que Licor 43 y RYA Residencias comiencen las obras del nuevo local en el puerto

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Después de dieciséis años en su sede del Muelle de Alfonso XII, los empresarios han comenzado a hacer las maletas para volver a la que fue su casa hasta el año 2002: el vivero de empresas de la Plaza Castellini. Así dejarán libre el edificio del puerto, para que la sociedad formada por el Grupo Diego Zamora SA (Licor 43) y la compañía RYA Residencias SL inicie la reforma, para convertirlo en un gastromercado. Este tendrá una veintena de establecimientos, un centro de interpretación del café asiático, una terraza 'chill out', una zona de formación en hostelería y coctelería y una sala multiusos.

En veinte días, según la previsión del presidente de la Cámara de Comercio, Miguel Martínez, «queremos dejar el edificio vacío, para que comiencen las obras de lo que supondrá toda un revulsivo para el puerto». Por ello, operarios de una empresa de mudanzas trabajan a pleno rendimiento desde hace un par de días.

CON DETALLE

Nueva ubicación
Vivero de empresas de la Plaza Castellini.
Planta baja
Conserjería, recepción y salón de actos.
En la primera planta
Estarán los servicios administrativos y los trabajadores.
Segunda y tercera planta
Mantienen los despachos de los emprendedores.
En la cuarta planta
Estará el archivo y las salas de reuniones para los empresarios.

Lo primero que ha sido trasladado a las dependencias de la Plaza Castellini es el archivo cameral, que quedará ubicado en la cuarta planta del edificio. Ayer se podía ver a un grupo de trabajadores subiendo con un elevador las estanterías y las cajas de cartón repletas de documentos. En esta misma zona estará, después de una «breve remodelación de los espacios», según Martínez, una sala de reuniones.

Los servicios camerales estarán en la primera planta y en la cuarta, las salas de reuniones

Reducción del vivero

En la primera planta serán reubicados todos los servicios administrativos, así como los trabajadores de la Cámara. Allí estarán los despachos del secretario y del vicesecretario. En la planta baja seguirán la conserjería, la recepción y el salón de actos. El vivero de empresas seguirá funcionando, pero a partir de ahora, solo en la segunda y en la tercera planta.

La corporación tenía previsto alquilar un local contiguo a ese edificio y con acceso por la calle Conducto, pero dio marcha atrás por un problema entre los propietarios.

La Unión Temporal de Empresas tomará posesión antes de fin de año de la sede cameral, adquirida por 550.000 euros. Además, se hará cargo del canon que la Cámara paga a la Autoridad Portuaria de Cartagena (9.000 euros anuales). También costeará las reformas que serán realizadas en el vivero de empresas.

El comienzo de las obras del gastromercado se venía demorando desde el pasado mes de junio, debido a la necesidad de una autorización de la Dirección General de Cultura. El informe positivo de ese departamento de la Comunidad Autónoma era necesario, por encontrarse el edificio en el entorno de la Muralla de Carlos III, que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Cada uno de los veinte puestos de restauración, especializado en tipos de cocina distintas, estará abierto a un área exterior de terrazas. Además, habrá un centro de interpretación del café asiático.

La parte central del edificio, de unos mil metros cuadrados de superficie, quedará reservada para que los clientes puedan sentarse a comer en diferentes ambientes (mesas, taburetes y sillones) tapas, platos tradicionales y postres típicos adquiridos en los bares. También habrá puestos especializados en coctelería, aperitivos, sobremesas y copas. La azotea será habilitada como terraza semicubierta, de forma similar a la del restaurante de El Batel. Una parte será cerrada como sala multiusos. El resto será equipado con barras y una zona para que los clientes puedan disfrutar de las vistas al mar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos