Cabo de Palos y La Manga tendrán otro parking disuasorio para 750 vehículos

Solar vallado del aparcamiento disuasorio de Cabo de Palos y La Manga y al fondo, la discoteca Trips./J. M. Rodríguez / AGM
Solar vallado del aparcamiento disuasorio de Cabo de Palos y La Manga y al fondo, la discoteca Trips. / J. M. Rodríguez / AGM

Abrirá en verano junto a la discoteca Trips y complementará al de 200 plazas proyectado por la Comunidad frente a la iglesia Salvator Mundi

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Al aparcamiento disuasorio que la Comunidad Autónoma planea hacer frente a la iglesia de La Manga (Parroquia de Salvator Mundi), se le unirá este verano el que proyecta el dueño de la discoteca Trips, Alfonso Torres, en Cabo de Palos. Con el estacionamiento pretende descongestionar las calles de ese enclave costero de vehículos y satisfacer una de las demandas más antiguas de los vecinos y empresarios de la localidad. Estará en un solar de unos 30.000 metros cuadrados, junto a la autovía de La Manga, en el kilómetro 2 y a unos 200 metros de la salida de Cabo de Palos. Actualmente, tiene la calificación de suelo urbanizable no programado y está vallado.

Tan solo faltaría asfaltar y delimitar los espacios donde estarían ubicados los coches. Según el empresario y dueño de los terrenos, tiene capacidad para albergar 750 turismos, «aunque la intención es que también pueda ser usado por furgonetas e, incluso, camiones, que ahora no tienen espacio suficiente en La Manga».

Junto a la discoteca Trips, en el kilómetros 2 de La Manga
Tendrá una capacidad para 750 coches, sobre un terreno cuya superficie ronda los 30.000 metros cuadrados.
Frente a la iglesia Salvator Mundi de La Manga
Tendrá una capacidad para unos 200 vehículos, aproximadamente.

La solicitud para convertir el solar en un aparcamiento disuasorio fue enviada a la Administración regional en 2016. El proyecto ya tiene aprobada la memoria ambiental y un plan de vigilancia, en los que la Comunidad Autónoma establece una serie de condiciones, para evitar afecciones significativas al Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila.

Protección medioambiental

Entre esas medidas están la protección de la flora, el vallado perimetral, la vigilancia en las instalaciones, para evitar ruidos estridentes que afecten a la fauna, así como la creación de un seto con especies autóctonas, para la integración paisajística de la infraestructura, según indicaron fuentes de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente. El proyecto está pendiente, según explicó a 'La Verdad' Alfonso Torres, de conseguir el permiso de obras y la licencia de actividad por parte del Ayuntamiento de Cartagena.

«Todo está muy avanzado, por eso espero que podamos abrir antes de que comience este verano, para evitar que la entrada masiva de vehículos colapse la Gran Vía y las zonas de estacionamiento que hay», añadió el empresario. El coste por dejar el coche en estas instalaciones aún está por definir, pero Torres asegura que será «simbólico».

Para dar mayor utilidad al aparcamiento, el empresario negocia con el Consistorio y con la empresa concesionaria del servicio de transporte urbano de Cartagena, Alsa, para poner un autobús que sirva de lanzadera entre el parking y Cabo de Palos y La Manga. La idea es, además, «crear una senda peatonal desde el estacionamiento hasta la rotonda de entrada a la discoteca, para facilitar el tránsito de peatones».

En propiedad municipal

El otro estacionamiento estará frente a la iglesia de La Manga, al principio del istmo. Es un solar de propiedad municipal con capacidad para 200 plazas. Tendrá un doble uso, para vehículos durante la época estival y como zona verde durante el resto del año. Está previsto en el proyecto 'La Manga 365' diseñado por la Comunidad Autónoma, para desestacionalizar el turismo en esta zona del litoral.

El presidente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de La Manga y Cabo de Palos, Antonio Plaza, cree que la construcción de los dos aparcamiento disuasorios supondrá todo «un respiro para los vecinos y turistas, que verán más fácil estacionar sus coches en una zona colapsada en verano». Esta es una «vieja reivindicación de los empresarios, que por fin se cumple», añadió.

 

Fotos

Vídeos