Cabezo Beaza refuerza su oferta de servicios con la apertura de veinte negocios este año

Mirian Barron en la tienda de JBS High Quality Fitness, ubicada en el polígono industiral Cabezo Beaza. / J. m. Rodríguez / agm
Mirian Barron en la tienda de JBS High Quality Fitness, ubicada en el polígono industiral Cabezo Beaza. / J. m. Rodríguez / agm

El polígono industrial y comercial alberga ya más de seiscientas empresas, unas setenta más que hace un lustro

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Una empresa de limpieza y otras de fabricación de cascos, de organización de eventos con hinchables, de construcción de máquinas para gimnasio, de puertas automáticas, de ingeniería y de prevención de riesgos laborales. Todas ellas forman parte de la quincena de negocios abiertos en lo que va de año en el polígono industrial Cabezo Beaza. A esta renovación de la oferta de servicios se unen las cinco tiendas inauguradas en los últimos cuatro meses en el Centro Comercial Espacio Mediterráneo y las que dan los primeros pasos en el Centro Europeo de Empresas de Innovación (Ceeic).

Lejos quedan los años en los que los cierres de empresas eran casi semanales y en los que la apatía se había instalado entre los empresarios de la zona. También los de auténtico parón, con los carteles de 'Se alquila' y 'Se vende' colgando de las fachadas de gran parte de las naves. Ahora, cuando se ve alguno de esos letreros ofertando algún local «dura muy poco tiempo», aseguró el presidente de la Asociación de Empresarios de Cabezo Beaza (Aecab), Francisco Bernal. En la calle Dublín hay uno de ellos.

Actualmente, ya son más de 600 empresas las que están presentes en esta zona de servicios, cuando hace tan solo cuatro años había 530. La mayoría de los nuevos negocios son reaperturas de establecimientos que con anterioridad eran ocupados por otros empresarios. Es el caso del que próximamente dará servicio en la calle Londres, donde antes estaba Muebles Montiel. Se trata de Thermomix, que se traslada desde Alfonso X El Sabio.

Entre las firmas que han inaugurado hay un fabricante de máquinas de gimnasio que ultima su expansión americana

Apenas quedan solares vacíos y los que hay están siendo utilizados para acopio de material o están en construcción, como uno en la Calle Berlín, muy cerca de la gasolinera Repsol, y de otro en la calle Bucarest, junto al Bar El Zorro.

De las nuevas aperturas destaca la empresa de construcción y venta al por menor y mayor JBS High Quality Fitness. La sede la tiene en Madrid y ha elegido Cartagena para desarrollar su política de internacionalización al «mercado de suramérica», explicó la responsable de ventas internacionales, Mirian Barrón.

Almacén de ropa

«Esta ciudad es para nosotros muy importante por su situación estratégica. Hemos montado un centro de montaje y venta de nuestras máquinas y nos queremos centrar en el mercado doméstico, concretamente en la venta de bicicletas elípticas y estáticas y cintas para correr, entre otras», añadió.

Quien también ha recalado en el polígono es la marca Pequeña Moma, en la calle Amsterdam, en una nave de más de dos mil metros cuadrados con dos alturas. La empresaria Paloma Jaudenes ha elegido esta zona para montar su almacén, que le servirá para distribuir sus productos por sus veinte tiendas repartidas por todas España.

El Ceeic ayuda a montar una treintena de negocios, la mayoría relacionados con las nuevas tecnologías

Quien también ha abierto sus puertas, en este caso, en la calle Sofía, en la parte alta del polígono, detrás de las torres de oficinas y de apartamentos de Espacio Mediterráneo, es el Parque de Eventos Hinchables Pakote. Su dueño, Francisco José Nieto, explicó que están allí «desde principios de año», y que, de momento, «todo nos está funcionando bastante bien».

Juegos recreativos

En la calle Bucarest lo han hecho dos negocios más, uno dedicado al sector de la limpieza, Técnicas y Servicios Integrales de Levante, y un salón de juegos recreativos, que amplía de esta forma la oferta de este tipo de servicios.

A todas ellas se le ha unido otra de construcción de cascos, Manufacturas Tomás, que antes estaba en la carretera de Cabo de Palos a El Albujón. En la calle Helsinki está ya Recuperaciones Industriales, dedicada a la promoción Inmobiliaria. También llegó a Cabezo Beaza un taller de chapa y pintura (calle Zagreb), un almacén de construcción de puertas automáticas (calle Sofía), una empresa de ingeniería, en el edificio Cartagena Plaza, junto al Hotel Posadas de España, y una empresa de prevención de riesgos laborales, en la calle Luxemburgo.

A esta quincena de locales se le unen los que la galería comercial Espacio Mediterráneo ha abierto también este año. Concretamente lo han hecho una tienda de moda para jóvenes llamada Koroshi, en la primera planta. Muy cerca lo ha hecho también The Coloured Clap, de manicura especializada, y Levis. Hawkers, de venta de gafas de sol inauguró hace poco su local en la plata baja. En la zona de restauración abrió PadThaiWok, de comida callejera tailandesa.

Por último, en el Centro Europeo de Empresas de Innovación de Cartagena (Ceeic), los técnicos han ayudado a montar cerca de una treintena de negocios, cuyaa sedes están en este edificio situado en la Calle Berlín.

Los empresarios quieren abrir el ramal hacia Mandarache

La Asociación de Empresarios de Cabezo Beaza (Aecab) ha propuesto abrir el ramal que va hacia el Plan Parcial CC1, en la zona de Mandarache, para descongestinar el polígono de coches por la mañana y a mediodía. Se trata de una carretera proyectada pero no terminada, que comienza en la primera rotonda de la Avenida Tito Dido en dirección a La Aparecida, tras salir de Torreciega. Para evitar las colas que se forman en ciertos periodos del año, sobre todo en los de rebajas y en Navidad, en la rotonda de acceso al polígono por la autovía, desde Cartagena, el Ministerio de Fomento tiene previsto invertir 1,56 millones de euros. El proyecto prevé la modificación del ramal de dicha salida y la modificación, mediante la ampliación, de la glorieta existente en la margen izquierda de dicho enlace.