El bólido de la UPCT llega ya a 100 km/h en 3,2 segundos

Estudiantes de la Escuela de Ingeniería Industrial, ayer junto al nuevo coche. / antonio gil / agm
Estudiantes de la Escuela de Ingeniería Industrial, ayer junto al nuevo coche. / antonio gil / agm

Alumnos de Industriales dan otro salto en el diseño y la fabricación de coches monoplaza, que llevan a concursos de ámbito internacional

LVCARTAGENA

El equipo de competición de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT Racing Team) presentó ayer a los alumnos de la Escuela de Industriales su nuevo monoplaza con motor de combustión. Es un vehículo capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,2 segundos y con el que compitieron en agosto en el circuito de Montmeló, donde mejoraron sus resultados anteriores.

El hasta ahora coordinador de Electrónica del equipo, Pablo López, destacó que en la última prueba española de esta competición internacional el prototipo superó más tests que en 2018. En estas pruebas, logró el puesto 27 de entre el centenar de participantes.

Los alumnos de la Politécnica que diseñan y montan cada año un nuevo vehículo de competición ofertan una quincena de plazas para ampliar su plantilla de futuros ingenieros. Lo hacen buscando especialmente a estudiantes de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Electrónica, con el objetivo de desarrollar en el año 2020 un nuevo coche eléctrico, de gran complejidad.

«Este proyecto requiere desarrollar la caja de baterías y cumplir estrictas normas de seguridad» Pablo López. Coordinador de Electrónica

La dificultad de este proyecto obedece a que «requiere desarrollar desde cero la caja de baterías y cumplir con estrictas normativas de seguridad», apuntó López. Sobre su propia experiencia, este especialista recordó que ha pasado tres años en el equipo, y que lo ha hecho «aprendiendo muchísimo, resolviendo problemas prácticos sobre la marcha».

«Es una experiencia muy bonita y te permite conocer las posibilidades reales de fabricación de la industria, lo que es una gran ventaja a la hora de buscar empleo», manifestó el veterano miembro del UPCT Racing Team. Y añadió que el equipo es una escuela de formación, en la que los integrantes con más experiencia enseñan y traspasan responsabilidades a los nuevos. También es una lanzadera hacia las empresas, según el nuevo jefe de grupo, Constantino del Toro.

«Las competiciones implican dedicar muchas horas al coche, pero son satisfactorias» Constantino del Toro. Jefe de grupo

Los alumnos pueden integrarse en este equipo de competición desde primer curso. Cuando llegan al grupo, reciben una formación vinculada al diseño de las distintas partes del vehículo, a los programas informáticos o software de diseño y simulación, a la normativa de la competición y a las características de las pruebas a las que se enfrentarán. Estas disciplinas incluyen marketing y planes de empresa.

Muchas de las competiciones en las que participan estos ingenieros tienen lugar en el extranjero. Las próximas en las que aspiran a participar serán en Reino Unido y Hungría. El equipo elige a sus pilotos entre quienes trabajan más durante el año en el desarrollo del coche y, en palabras de Del Toro, ello «implica muchas horas, pero satisfactorias».

Donación contra el cáncer

Por otra parte, estudiantes de los campus Alfonso XIII y CIM entregaron el pasado fin de semana un donativo de mil euros a la Asociación Pablo Ugarte (APU) para la lucha contra el cáncer infantil. El dinero fue recaudado durante las fiestas patronales, celebradas en mayo.

Los alumnos destacaron que esta entrega va en sintonía con los valores que inculca la Universidad, en concreto a solidaridad. El colectivo Pablo Ugarte, sin ánimo de lucro, fue creado en el año 2010 tras el fallecimiento del niño gaditano, a los 10 años, por un sarcoma de Ewing.