Una banda que busca en el centro pisos vacíos en vacaciones alarma a los vecinos

Sus miembros llaman a los portales ofreciendo servicios y buscando a supuestos conocidos para detectar viviendas que están cerradas

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

A diferencia de las moscas y los mosquitos, que aún se mantienen en unos niveles moderados, Cartagena sufre en este mes de julio la amenaza de otra de las plagas habituales del verano: los ladrones en domicilios cuyos inquilinos se marchan de vacaciones. Inmuebles del casco histórico, como los de la calle del Carmen, y del Ensanche, como los de Ramón y Cajal, han recibido la visita esta semana de personas que peinan zonas residenciales para saber qué casas no están ocupadas y poder desvalijarlas sin que nadie les moleste. La Policía Nacional investiga la situación.

Para averiguar qué casas están vacías, los ladrones utilizan diferentes ardides. En la calle del Carmen, el pasado lunes, fueron de portal en portal cogiendo información en los buzones y preguntando por medio del portero automático por unos supuestos inquilinos de nacionalidad rusa. Los pisos de los que no recibían respuesta eran marcados como posibles objetivos, según explicaron a cambio de anonimato testigos de lo ocurrido.

Sus recorridos de reconocimiento han puesto sobre aviso a los residentes de las calles del Carmen y Ramón y Cajal

El martes, personas de ese u otro grupo fueron detectadas en Ramón y Cajal. No hay noticias de denuncia alguna por robo con violencia, por lo que las fuentes consultadas consideran que estos se limitaron a hacer una batida inicial para identificar inmuebles apetecibles. No obstante, en la calle Ramón y Cajal fue desvalijado un piso hace diez días. El robo fue obra de ladrones profesionales que buscaban dinero y joyas.

Hace un año fue atrapado un grupo que actuaba de manera similar en viviendas céntricas

Las fuentes consultadas indicaron que la investigación de la Policía Nacional identifica a estos presuntos ladrones como personas procedentes de países del Este y que están instaladas en la Vega Baja, concretamente en Torrevieja. Desde allí se dedicarían a peinar el litoral, especialmente las zonas residenciales en las que es más probable encontrar casas que quedan vacías en verano, porque sus propietarios emprenden viajes vacacionales o se marchan a su segunda residencia.

Consejos en casas

No bajar del todo las persianas.
Es una de las medidas para que no se note a simple vista una ausencia prolongada.
Nada de valor a la vista.
Se aconseja poner en buenas manos objetos de gran valor o guardarlos donde sea difícil hallarlos.
Inventario.
Hacer una relación detallada de objetos valiosos con sus características para dificultar la venta si los roban.
Encendido programado de luz.
Instalar un sistema de encendido secuenciado de luz para simular que la casa no está vacía.
Medidas de seguridad.
Tener una puerta sólida con cierres

Fuentes de la Policía Local informaron de que hace un año ya hubo una banda que actuaba de manera similar y cuyos integrantes fueron detenidos. Además de establecer un dispositivo de seguimiento y de prevención de estos delitos, las fuerzas de seguridad transmiten todos los años consejos y precauciones que conviene tomar antes de salir de casa con las maletas

De viaje, con seguridad

Los robos en viviendas del centro de las ciudades son un delito tan común en verano como los asaltos a chales y pisos de segunda residencia durante el resto del año. Tener una puerta de seguridad y un buen sistema de cerraduras, además de enrejado u otros elementos que blinden la casa es importante. También lo es poner a buen recaudo los objetos de valor e identificarlos para dificultar su venta si los sustraen.

Además, es bueno evitar que se sepa que la vivienda va a estar vacía por un tiempo. No bajar las persianas y contar con un sistema de encendido de luces que simule actividad en su interior puede ser también un aspecto a tener en cuenta, antes de irse de viaje.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos