Balsas y diques en las ramblas evitarán inundaciones en más de una decena de localidades

Inundación en Mar de Cristal, en septiembre de 2015. / Antonio Gil / AGM
Inundación en Mar de Cristal, en septiembre de 2015. / Antonio Gil / AGM

La Comunidad plantea al Ministerio obras que protejan a las poblaciones ante lluvias torrenciales y contribuyan al «vertido cero» al Mar Menor

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La Comunidad Autónoma espera recibir el visto bueno del Ministerio de Transición Ecológica a su propuesta de realizar obras que no solo contribuirían a la eliminación de vertidos contaminantes al Mar Menor, sino que también protegerían a miles de vecinos de en más de una decena de localidades de Cartagena de las inundaciones por lluvias torrenciales. Se trata de construir diques de contención, balsas y otras infraestructuras en ramblas repartidas por el municipio, así como en sus zonas de influencia.

Entre las alegaciones del Gobierno regional al proyecto de «vertido cero» a la laguna, figura una cuyo objetivo es combinar el «control de los procesos erosivos y del transporte de sedimentos» a través de la cuenca hidrológica del Campo de Cartagena con blindar de las riadas a las «poblaciones».

Fuentes de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, que dirige Miguel Ángel del Amor, explicaron que los técnicos regional consideran «conveniente» dotar a distintos municipios ribereños, entre ellos el de Cartagena, de balsas de captación de escorrentías. Estos depósitos, que también serían construidos en las cabeceras de las ramblas (por ejemplo en Murcia y Fuente Álamo), serían complementados con diques de contención en barrancos.

Benipila permitiría derivar caudales al Mediterráneo y habría más protección en La Aljorra y el Arco Sur

Estos embalses de laminado, que estarían revestidos de hormigón, frenarían el arrastre de agua y de lodos hacia zonas urbanas, agrícolas e incluso industriales. A modo de ejemplos, en la zona oeste de Cartagena, los proyectos abarcarán la rambla de La Azohía, que atraviesa núcleos como Perín y La Torre de Nicolás Pérez. Al norte, el blindaje beneficiará a La Aljorra, El Albujón, La Puebla y Miranda. Y en el llamado Arco Sur del Mar Menor, el cinturón antirriadas preservará espacios inundables de El Algar, Los Nietos, Mar de Cristal y Playa Honda.

Viviendas y cultivos

En la Consejería precisaron que los principales problemas afectan a terrenos situados por encima de la cota de 120 metros sobre el nivel del mar, con terrenos cuyas pendientes superan el 2,5% y que carecen de infraestructuras de drenaje superficiales. Estas permiten recoger y encauzar las aguas de lluvia hacia «estructuras de retención», que limitan la velocidad del caudal, reducen la erosión del suelo y hacen de parapeto ante el arrastre hacia viviendas, explotaciones agrícolas y ganaderas, carreteras y distintas edificaciones.

Por zonas, la administración propone diques de contención de avenidas y balsas de laminación en las principales ramblas de la cuenca, como son las de Fuente Álamo, Corvera, La Murta, Cueva del Marqués, Mingrano y La Azohía.

En las alegaciones, presentadas hace unos días por el consejero al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, la Comunidad propone levantar un muro y un embalse con capacidad de más de un hectómetro cúbico en la rambla del Albujón. Sería un proyecto piloto y estaría «aguas arriba de la población El Albujón», lo que reduciría el riesgo de inundaciones en esa localidad y en La Puebla.

Este conjunto de obras, valoradas en varias decenas de millones de euros, incluiría un azud y un cauce de derivación, con sus correspondientes compuertas, en la margen derecha de la rambla de El Albujón. La idea es llevar las aguas a la rambla de Benipila, que descarga en el Mar Mediterráneo a través de la ciudad de Cartagena.

Sierra Minera y Calblanque

Los funcionarios también quieren dotar a la cuenca de un canal de derivación de caudales desde la cabecera de la rambla de Los Barreros a la de Benipila, a través de la margen derecha del cauce del Albujón. Esta interconexión ampararía a los vecinos de La Aljorra y de Los Barreros.

Este plan, que exigiría el concurso de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), recoge también un embalse junto a la rambla de Miranda y un cauce de derivación de la de la Maraña. Y, al sur de la laguna, en la Sierra Minera y en Calblanque, canales y diques contra la erosión en las partes medias y altas de las ramblas del Miedo, el Beal, el Pichorro, Los Blancos, La Carrasquilla y El Atalayón. En la cola de los cauces habría también depósitos, útiles para almacenar las aguas de nuevas redes de drenaje en los regadíos de la zona.

 

Fotos

Vídeos