El Ayuntamiento de Cartagena estudiará con los hosteleros la nueva ordenanza de ruidos

La terraza de un establecimiento de Cartagena, en una foto de archivo./Pablo Sánchez / AGM
La terraza de un establecimiento de Cartagena, en una foto de archivo. / Pablo Sánchez / AGM

El Gobierno local quiere recoger las opiniones de todas las partes para compatibilizar la convivencia vecinal con las actividades económicas, fundamentales para el empleo y el desarrollo de Cartagena

LA VERDADMurcia

El gobierno municipal abrirá la semana que viene una mesa de trabajo con los hosteleros de Cartagena para tratar sobre la celebración de actividades de ocio en la calle y para incorporar sus aportaciones a la nueva ordenanza de ruidos. Esta normativa se elaborará para combinar las necesidades de ocio de la ciudad y la hostelería con el derecho al descanso de los vecinos. En este sentido, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, considera prioritario renovar la ordenanza de ruido, cuestión en la que la edil delegada de Medio Ambiente, Cristina Mora, ya está trabajando.

El despegue turístico, la abundante oferta de ocio y el repunte de la actividad hostelera en el centro de la ciudad son factores que obligan a elaborar un nuevo marco reglamentario que haga compatible la convivencia vecinal con las actividades económicas, fundamentales para el empleo y el desarrollo de Cartagena. Por esa razón, el gobierno municipal abre un diálogo con los vecinos del centro al que quiere incorporar a los representantes del sector hostelero. De esta manera, el objetivo es estudiar de manera exhaustiva el calendario de eventos de Cartagena, su regularización horaria y la incorporación sistemas tecnológicos para hacer compatibles todos los intereses, según dijo Cristina Mora, concejal de Medio Ambiente.

Mora afirma que «todas las ciudades turísticas comparten este debate, las soluciones son complejas y es difícil satisfacer plenamente a todos». En este contexto, admite que la obligación de Gobierno local es «tratar de buscar acuerdos que protejan los derechos de la mayoría y que conviertan a Cartagena en un municipio turístico en el que se pueda vivir y disfrutar del ocio«.