El Ayuntamiento anula el Pleno especial en Los Urrutias y lo cambia por una asamblea

Vecinos y veraneantes, con pancartas sobre la contaminación del Mar Menor, durante la manifestación del 25 de julio en Los Urrutias. / Pablo Sánchez / AGM
Vecinos y veraneantes, con pancartas sobre la contaminación del Mar Menor, durante la manifestación del 25 de julio en Los Urrutias. / Pablo Sánchez / AGM

La alcaldesa convoca a la corporación en Cartagena, al no haber una «causa de fuerza mayor» de traslado, pero organiza una reunión con vecinos en el pueblo

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

En medio del enredo de competencias entre administraciones públicas que sufre el Mar Menor, el Ayuntamiento de Cartagena se complicó a sí mismo ayer respecto a su convocatoria de un Pleno extraordinario sobre «el análisis de la situación de los pueblos ribereños de la zona sur» de la laguna. A primera hora de la tarde, el equipo de gobierno anunció su decisión de anular la citada sesión oficial, prevista para el jueves 22 de agosto en el Club de Regatas de Los Urrutias, y su sustitución por dos reuniones ese mismo día: un Pleno en el Palacio Consistorial de Cartagena y, a continuación, una asamblea informativa en el mencionado club con representantes vecinales, de la Comunidad Autónoma y de la Delegación del Gobierno.

Veinte días después de una manifestación vecinal en Los Urrutias y diecinueve después de haberse comprometido a reunir a la corporación en la localidad, para abordar las medidas de regeneración de playas y mejora de servicios e infraestructuras que necesita la zona, el Ejecutivo local varió la agenda. El equipo compuesto por PSOE, PP y Ciudadanos desveló la existencia de un informe de la Secretaría General del Pleno que pone objeciones a trasladar la sesión desde la ciudad a la localidad costera, por cuestiones formales. También se refirió a las diferencias de criterio surgidas con los vecinos y con los grupos de la oposición, respecto al formato del Pleno y a su coste.

Básicamente, el informe -solicitado a instancias de MC y Podemos-IU-Equo- establece que la convocatoria realizada por la alcaldesa, Ana Belén Castejón, no está respaldada por la justificación de una «causa de fuerza mayor» para trasladar la ubicación normal del Pleno. Así, aunque la secretaria general entiende que había consenso político respecto a la celebración del Pleno en Los Urrutias, en el sentido de que ningún grupo municipal manifestó su oposición a ello en la sesión de julio, no se ha cumplido el artículo 43 del Reglamento Orgánico del Pleno.

MC, Podemos y Vox plantearon dudas sobre la sesión anunciada ante el deterioro de las playas

Esta normativa establece que debe haber una «resolución motivada» por parte del alcalde, y a juicio de la citada funcionaria no basta con el argumento dado hace tres semanas: «facilitar que, estando en periodo estival, todos los vecinos y veraneantes interesados pudieran asistir y dar así una mayor cercanía y transparencia al Pleno de la Corporación».

A través de un comunicado, el Ayuntamiento informó de que, ahora, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, ha «convocado a los vecinos de Los Urrutias, Punta Brava El Carmolí y Los Nietos a una asamblea, que se celebrará el próximo 22 de agosto a las 12.00 horas en el local social de Los Urrutias, para abordar la problemática en la zona».

Informe de la Secretaría

El Consistorio expuso que la edil socialista salvó así la situación, «tras consensuarlo con los propios vecinos» y con un añadido: que «se ha requerido también la participación en dicha asamblea de la Comunidad Autónoma y de la Delegación del Gobierno, de forma que todas las administraciones implicadas puedan escuchar de primera mano las reivindicaciones vecinales.

Castejón tuvo en cuenta también las «numerosas peticiones de los vecinos que querían intervenir en el Pleno» y el hecho de que «esta fórmula de participación no está recogida en el Reglamento Orgánico de Pleno». Asimismo, apuntó que, días atrás, Vox manifestó su «oposición a celebrar el Pleno fuera del Palacio Consistorial, por considerar que aumenta el coste que supondría a las arcas municipales». También citó que, «ante las dudas» de Unidas Podemos y de MC, solicitó un informe a la Secretaría del Pleno «para que aclararan todas estas cuestiones».

En definitiva, el Pleno se reunirá al final el jueves 22, a las 9.00 horas en el salón del Plenos del Palacio Consistorial y, «posteriormente, el equipo de gobierno comparecerá ante los vecinos en una asamblea en el local social de Los Urrutias, donde los vecinos podrán participar sin las restricciones que impone el Reglamento del Pleno». Podemos instó a no celebrar la sesión en un club privado, sino en el local público.

«Con esta fórmula, el equipo de gobierno pretende dar voz a todos los vecinos de la zona, estén o no asociados a las entidades inscritas en el registro municipal de asociaciones», concluyó Castejón.

Ni resolución ni participación

Los tres partidos de la oposición interpretaron lo ocurrido como una victoria de sus argumentos y cargaron contra la regidora y el resto del Ejecutivo, al que acusaron de haber actuado con precipitación y con el ánimo de quedar bien ante vecinos y turistas. El concejal portavoz de MC, Jesús Giménez, vio «una nueva muestra de que 'la trinca' solo gobierna para la propaganda y que no respeta las normas ni pregunta a quienes las conocen». En su opinión, «la Secretaría del Pleno, a instancias de MC y UP, ha dejado en evidencia a Castejón y a Arroyo [vicealcaldesa], que ofrecieron algo ilegal para acallar las merecidas críticas» y que ahora insisten en un Pleno donde «los vecinos no podrán hablar y que no aprobará ningún pronunciamiento».

La portavoz de Podemos-IU-Equo, Pilar Marcos, exigió al Gobierno local «que deje de dar pasos en falso, que respete la ley y las instituciones, pero sobre todo que abandone el escaparatismo y la demagogia». Reclamó «soluciones concretas, con plazos de ejecución y dinero contante y sonante, que es lo que de verdad quieren los vecinos y vecinas de Los Urrutias y los pueblos ribereños, tras décadas de olvido y tragedia medioambiental».

Gonzalo Abad, portavoz de Vox, celebró el «triunfo» de sus posiciones. «Nosotros no veíamos claro el llevar el Pleno a Los Urrutias, por el coste y porque estaba planteado como un postureo, como un acto de cara a la galería para hacerse la foto». «Hay que hablar de todos los pueblos donde hay quejas, pero en el sitio adecuado y con propuestas concretas de limpieza de las playas y de mejora de las infraestructuras, con un presupuesto y un calendario claros».

Sin propuesta de resolución sobre la situación de los vecinos «olvidados»

El informe recoge que el Ejecutivo no ha incluido en el expediente ninguna propuesta de resolución, y que según la normativa serán los concejales delegados de las materias a que se refiere el orden del día quienes «informarán de la situación». El motivo es que se trata de una «sesión de control al gobierno». Fuentes municipales cifraron en, al menos, 5.000 euros el coste que habría tenido el desplazamiento oficial de la corporación y el acondicionamiento de la sala. Y añadieron que Podemos pidió contratar a un experto en lengua de signos. Fue el 26 de julio cuando la alcaldesa anunció el ahora fallido Pleno en Los Urrutias. Ese día, en representación vecinal, Ana Pineda intervino ante la corporación, con estas palabras: «Somos los olvidados, durante años, por parte de los irresponsables políticos de todas las administraciones».