Ayuntamiento y CHS analizan si el diseño de la refinería causó el vertido de fuel

Retirada de maleza con fuel, la semana pasada. / j. m. rodríguez / agm
Retirada de maleza con fuel, la semana pasada. / j. m. rodríguez / agm

Estudian si el tanque de tormentas de Repsol tiene capacidad para evitar derrames de petróleo, ante episodios de lluvias intensas

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La investigación de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) sobre el vertido de petróleo desde la refinería de Repsol a la rambla del Charco ha dado como conclusión provisional que las lluvias de la madrugada del 20 de abril dejaron pequeñas la planta de recogida de aguas pluviales de la factoría de Escombreras. En palabras del presidente del organismo de cuenca, Mario Urrea, según los responsables de este complejo industirial de Cartagena el derrame se debió, «la parecer» a «la insuficiencia de infraestructuras para poder laminar ese episodio» de precipitaciones.

La empresa ha alegado que «según la Agencia Estatal de Meteorología, este temporal de lluvias no tiene precedentes históricos en época primaveral», pues «aquella noche se registraron precipitaciones de 110 litros por metro cuadrado y otras incidencias en el entorno».

Aunque «mantiene abiertos los trabajos de una comisión de investigación» interna «para esclarecer las causas que motivaron este incidente», la multinacional se decanta como origen del vertido en lo inusual de la intensidad y el volumen de agua del Sábado Santo.

En cualquier caso, el Ayuntamiento de Cartagena anunció que la compañía debe aclarar si el desbordamiento del tanque de tormentas obedeció a «una incorrecta operación por parte de los responsables de la empresa, a una avería o al hecho de que se encuentre infradimensionada».

Limpieza y restauración

Según fuentes conocedoras de los expedientes, en la misma línea realizan averiguaciones la Consejería de Medio Ambiente, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Fiscalía. Entre otras cosas, se analizan los daños al medio ambiente, puesto que los hidrocarburos afectaron a tres hectáreas de rambla y a las aguas de la dársena de Escombreras, y si hubo riesgo para la salud de las personas y de los trabajadores. Por ahora, la Autoridad Portuaria de Cartagena no ha informado de la cantidad de fuel retirada del puerto, ni la empresa del fuel que salió de su recinto.

Entre tanto, el presidente de la CHS calificó de «actuación extraordinaria» la reacción de su departamento, que instruye el correspondiente expediente sancionador. También este viernes, inspectores de la Consejería visitaron la zona y comprobaron «que los trabajos de limpieza están prácticamente finalizados» en las 3 hectáreas afectadas y que «ya han sido retiradas las barreras anticontaminación». Los funcionarios dieron diez días a la compañía para que remita «el informe con las posibles causas del vertido y la propuesta de medidas» de restauración ambiental.