Un atardecer con mojito y música

Carlos y Elena Carrasco, Belén Molina y Xavier Reina. /PABLO SÁNCHEZ / AGM
Carlos y Elena Carrasco, Belén Molina y Xavier Reina. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

ÁNGELA DE LA LLANACartagena

Los atardeceres de La Manga sobre ese paisaje único que es el Mar Menor necesitan lugares de ocio donde los clientes puedan disfrutar de las espectaculares puestas de sol. Este año, los veraneantes bien pueden sentirse privilegiados de la apertura de un local que ha superado todas las expectativas y que se ha convertido en el lugar de moda de la zona.

Si existe el paraíso bien podríamos compararse con este lugar, ubicado en la Cala del Pino. Macondo tiene una playa privada, camas balinesas, tumbonas, chiringuito a pie de playa, zona chill out, restaurante con buena cocina y, por si fuera poco, un mirador en lo alto que te permite tomar copas, cócteles y champan Möet Chandon admirando la única y exclusiva vista del Mar Menor y sus islas.

Este local, que ha nacido con la filosofía de convertirse en un Club Vips, ha apostado fuerte por trasladar a este punto de la costa murciana el ambiente que se vive en las playas de Ibiza y Formentera. «Es un lugar donde poder disfrutar del verano desde la mañana a la noche, con buen rollo, tomando una copa o alguno de los cócteles que preparamos en el local», explicó su relaciones públicas, Enrique García.

El establecimiento ha programado, además, múltiples actividades para amenizar las tardes de la gran cantidad de personas que, por ejemplo, se acercaron a tomar una copa anteayer, esperando en su mayoría la espectacular puesta de sol de pasadas las nueve de la noche. «Es un lugar mágico, muy necesario en esta zona», dijo Natalia Lago, una veraneante de Madrid que tiene una casa en La Manga.

El pasado viernes, el mirador acogió la original actuación de Pivot, el grupo de música eléctrica compuesto por José Luis Garrido, Juanjo Damiani, Víctor Martínez, Tomás Kidd, Gabriel Mastronardi y Celia Tallo. Esta última explicaba cómo ellos improvisan la música según el entorno en el que se encuentran. «Todo se compone en el momento, con una forma de comunicarnos muy particular, ya que lo hacemos con señas». En esta ocasión, el grupo decidió hacer un concierto tranquilo y relajado.

Entre el público, Pedro Sánchez, Eva Luján, Pablo Riquelme, Elena Martínez, Miriam García, Águeda López, Antonio Martínez, Juanfran Olmos, Teo García, Paco Sánchez, Brigitte Roca, Carlos y Elena Carrasco, Belén Molina y Xavier Reina. Todos ellos encantados y muy «felices» en un lugar que calificaron de «impresionante».

Cenas perfectas

Cristina Céspedes enseñaba el lugar a las valencianas Lucía Requena y Sonia Diego. Mientras que los clientes disfrutaban del 'tardeo', un concepto que cada día se impone con más fuerza. Camareros como Pedro Muñoz y Domingo Javier Lista preparaban el local para que las cenas resultaran perfectas. La carta es muy variada y el restaurante cuenta con la supervisión de la chef valenciana Zoe. La gerente del local es Claudia Ramírez. A su vez, Ana Sofía Bañol instalaba un puesto de ropa multimarca.

Mientras que el concierto se desarrollaba en un ambiente relajado y muy original por las características de la música, los asistentes no dejaban de inmortalizar la puesta de sol que se proyectaba en las serenas aguas del Mar Menor. María José Parera, Paula Baeza, Noor Obeh, Paula Rodrigo y Sara Ferrer estaban «sorprendidas por la belleza del paisaje». Disfrutando también del espectáculo estuvieron cartageneros como Salvador González, Pablo y Antonio Azorín, Carmen Bernal y Ana Sánchez.

Entre el público muchos asiduos, en un mirador ambientado con todo el lujo y el glamour que gira en torno a la marca Möet Chandon. Los amigos David Ferrer, Pilar Cereceda, Javier Martínez, Mamen Capel y Sofía Moreno hacían planes para acudir al local a disfrutar de la próxima lluvia de estrellas de los próximos días.

 

Fotos

Vídeos