El astillero fabricará los motores para las cinco corbetas saudíes

Reproducción del diseño de la corbeta, con los sistemas propios que equipa. / navantia
Reproducción del diseño de la corbeta, con los sistemas propios que equipa. / navantia

El contrato con la marina árabe generará hasta 2022 siete millones de horas de trabajo para seis mil obreros en las tres factorías de Navantia

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

El programa de Navantia para construir cinco corbetas para la marina de guerra de Arabia Saudí entre este año y 2022 tendrá notables beneficios para el astillero de Cartagena, según informaron fuentes de la compañía pública. Al menos los motores que equiparán las cinco unidades saldrán de la factoría cartagenera, garantizando a sus trabajadores el pleno empleo hasta entonces, gracias también a otros pedidos en marcha.

Navantia confirmó ayer que el Gobierno de Arabia Saudí ya ha firmado el contrato para la construcción de los cinco buques inspirados en los BAM españoles. La operación alcanza un importe de 1.800 millones de euros, la mayor de la historia de los astilleros públicos españoles con un cliente extranjero.

EL CONTRATO

1.800
millones de euros percibirá Navantia por los cinco barcos.
2022
Es el año de entrega de la quinta y última unidad del programa.

La compañía destacó que la firma de este contrato no solo fortalece su futuro inmediato y garantiza empleo para las plantillas de todas sus factorías, sino que también tendrá gran repercusión en la industria auxiliar local, en especial, la de la Bahía de Cádiz, donde se acometerá el grueso de los trabajos.

También el mantenimiento

En total, la empresa calcula una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena. El programa arrancará a finales de este año y el último buque deberá ser entregado en 2022. Además, Navantia se garantiza por contrato realizar el apoyo al ciclo de vida (el mantenimiento) durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

En cuestiones laborales, la compañía calcula que este contrato generará durante los próximos cinco años cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos, anualmente. De ellos, más de 1.100 serán trabajadores de plantilla, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia, así como más de 3.000 empleados indirectos de empresas suministradoras. El contrato también incluye la prestación de varios servicios: apoyo logístico integrado, adiestramiento operacional y de mantenimiento, suministro de centros de formación y adiestramiento para el sistema de combate y sistema de control de plataforma de los buques, apoyo al ciclo de vida, y los sistemas para el mantenimiento de los buques en su base naval.

Estas corbetas de última generación estarán basadas en el modelo Avante 2200, especialmente preparadas para vigilancia y control del tráfico marítimo, y adaptadas a los requisitos de la marina de Arabia Saudí, ofreciendo avanzadas prestaciones, como una alta capacidad de operación a temperaturas extremas en la zona del Golfo Pérsico. Incorpora productos propios como el sistema de combate Catiz, el de comunicaciones integradas Hermesys, la dirección de tiro Dorna, y los motores y las cajas reductoras, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos