La Asamblea pide instalar un punto fijo de medición de calidad del aire en el Llano del Beal

Protesta de los vecinos de Llano del Beal por la contaminación./Antonio Gil / AGM
Protesta de los vecinos de Llano del Beal por la contaminación. / Antonio Gil / AGM

Uun estudio realizado por la UPCT a finales de 2018 detectó niveles anómalos de níquel en el aire en la zona y los vecinos han manifestado en «innumerables» ocasiones su preocupación

EFE

La Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua aprobó este jueves por unanimidad pedir al Gobierno regional la instalación de un punto fijo de medición de la calidad del aire en el Llano del Beal, cuyo objetivo será vigilar y controlar diariamente los niveles de contaminación atmosférica en la zona.

La moción presentada por el PSOE resaltó que un estudio realizado por investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) a finales de 2018 detectó niveles anómalos de níquel en el aire en el Llano del Beal y el Estrecho de San Ginés, y que rebasaban el umbral inferior máximo y diario que establece el Real Decreto 102/2011.

La diputada socialista Carmina Fernández recordó que los investigadores recomendaron, con el fin de determinar con precisión el origen de esas partículas y las cantidades de las mismas a lo largo de todo el año, la realización de un estudio más amplio, en el que además se incluyera el análisis de otros seis metales pesados.

Al mismo tiempo, los responsables del estudio manifestaron su preocupación por el nivel de níquel medido, recomendando la instalación en la zona de un punto fijo de muestreo que permita hacer mediciones diarias de forma permanente.

Fernández incidió en que los vecinos del Llano del Beal y Estrecho de San Ginés han manifestado en «innumerables» ocasiones su preocupación por los niveles de contaminación en la zona, «sin que se haya tomado medidas mas allá de la realización de estudios que recomiendan otros estudios sin que se pongan soluciones reales a los problemas».

Finalmente, el PSOE entiende que la Administración regional tiene la obligación de responder a estas «reiteradas demandas» de los habitantes de la zona, que reclaman desde hace mucho tiempo la necesidad de conocer diariamente los valores de calidad del aire mas allá de las mediciones puntuales de los niveles de contaminación por metales pesados en el aire que se vienen realizando.

El PP también logró sacar con el apoyo de todos los grupos una moción en la que reclama a la Comisión Europea el incremento sus acciones y actuaciones para encontrar una solución que evite la imposición de aranceles adicionales a los productos agrícolas de la Región por culpa de la guerra comercial entre Estados Unidos y la UE.

Mismo resultado tuvo la iniciativa del PP en los que se insta al Gobierno central a que se exploren todas las vías necesarias, tanto con la empresa Agroseguro como con Enesa, para tomar decisiones que no repercutan en limitar garantías y en subidas del coste del seguro agrario, modificando el actual seguro, para que este sea la herramienta necesaria que pueda hacer frente a pérdidas de producciones por cualquier causa climatológica.

Finalmente, decayó la moción de Ciudadanos para pedir la reducción del uso de antibióticos en el sector ganadero, una iniciativa apoyada por el PP pero que han rechazado el PSOE por considerar desactualizado el texto tras nuevas reformas legales y por Vox al tacharla de alarmista.