La Arrixaca vio un «inconveniente» gastar 180.000 euros en equipos

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

El informe realizado en 2017 en el Hospital de la Arrixaca sobre la posibilidad de extender las operaciones de Cirugía Cardíaca a los hospitales Santa Lucía y Los Arcos no solo desaconsejó hacerlo, porque supondría una reducción de pesonal en Murcia. Además de mencionar la falta de garantías que sufrirían los pacientes del hospital de referencia regional, el jefe del servicio de Cirurgía Cardiovascular, Sergio Cánovas, citó en ese informe que él veía «inconvenientes» de presupuesto.

En el escrito, desveleado ayer por 'La Verdad', el responsable del servicio mencionó «la necesidad de compra de una bomba extracorpórea», cuyo «precio medio» situó en 120.000 euros. También apuntó la «necesidad de compra de al menos 2 cajas de instrumental, una de ellas por si ocurriera una hipotética reintervención urgente, algo relativamente frecuente tras la cirugía cardiaca». En este caso, «el precio medio por ambas cajas» era de 60.000 euros, según Cánovas.

El experto señaló, asimismo, que sería necesario «desplazar al menos dos especialistas» y un enfermero perfusionista desde la Arrixaca a Cartagena y San Javier. Esto, dijo, supondría un problema por la escasez de la plantilla, con dos jubilaciones no cubiertas por el SMS y la reducción del número de internos residentes (MIR).