Arquitectos de la Politécnica instalan cubiertas vegetales para ahorrar energía

UPCT. /P. Sánchez/ aGM
UPCT. / P. Sánchez/ aGM

EPCARTAGENA

Cuatro arquitectos salidos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), especializados en infraestructuras verdes, urbanismo, edificación y paisajismo, han creado Reverdecer, una empresa que promueve las ventajas de instalar cubiertas vegetales en edificios públicos y privados.

Para un edificio, una cubierta vegetal «es como estar al abrigo de un árbol», ejemplificó uno de estos arquitectos emprendedores, Alfonso Bernal. Además, añadió, «genera sombra, disipando buena parte de la radiación solar, y así se reduce notablemente la temperatura».

En la maqueta que crearon para mostrar su proyecto en el Campus de la Ingeniería, las diferencias de temperatura respecto a una cubierta tradicional fueron de casi 15 grados. «En las plantas superiores de los edificios se podrían conseguir reducciones de, al menos, cinco grados, algo que provocaría la disminución de las necesidades de climatización y un ahorro de energía», calculó el también exalumno de la UPCT Pedro Francisco Sánchez. De esta forma, sería posible aumentar el aislamiento térmico, porque gran parte del calor es absorbido por el agua y el sustrato de la planta». La instalación generalizada de estas soluciones rebajaría también el efecto isla de calor que sufren las ciudades, por las altas temperaturas que concentran los materiales urbanos.

Retiene contaminación

Las ventajas de las cubiertas vegetales van más allá de lo climático, ya que las plantas también servirían para «retener contaminación y reducir los gases de efecto invernadero», añadió la arquitecta y diseñadora gráfica María Degania Medina. Técnicamente no es más complejo que diseñar una cubierta tradicional, según la especialista. La inversión a realizar se recupera ahorrando en climatización. Además, incrementa el valor estético del edificio al tiempo que puede generar un jardín exclusivo para los vecinos, concluyó Medina.