La apertura del hotel del barrio universitario de Cartagena impulsa ya el turismo juvenil y el familiar

Dos clientes entran al 'hostel' del barrio universitario, ayer mientras otros dos son antendidos por los recepcionistas. /Pablo Sánchez / AGM
Dos clientes entran al 'hostel' del barrio universitario, ayer mientras otros dos son antendidos por los recepcionistas. / Pablo Sánchez / AGM

El establecimiento, que tiene 160 plazas, reactiva una zona decaída y un sector que ya alcanza las 2.000 camas

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El auge del turismo en la ciudad en los últimos años, por el tirón de la oferta cultura y de ocio, es lo que ha llevado a la empresa madrileña RYA Gestión Hotelera SL a apostar por el casco antiguo, con la construcción de un establecimiento turístico que ya luce a pleno rendimiento en lo alto del barrio universitario. Se trata de un 'hostel', un tipo de hotel que oferta habitaciones múltiples para compartir, aunque también tiene individuales y dobles. Abrió sus puertas a principios de esta semana, con la intención de sumar oferta hotelera al municipio, impulsar el turismo entre los jóvenes y las familias y revitalizar una zona decaída por el irregular estado de conservación de sus calles y la escasez de vecinos.

Los primeros clientes comenzaron a llegar ya a principios de esta semana y, pese a que da ahora sus primeros pasos, el establecimiento ya está al 20% de ocupación. Ese porcentaje irá en aumento conforme pasen los días y, sobre todo, en septiembre, de cara a las Fiestas de Carthagineses y Romanos, según dijo ayer el director del Hostel Loop INN, Antonio Jesús Romero.

Polonia, Chile, Turquía, Canadá, Francia y Alemania son los países de procedencia de los primeros clientes. «La verdad es que estamos teniendo muy buena acogida. Es un tipo de alojamiento preparado para mochileros. De hecho, es este perfil de cliente el que nos está llegando. Sobre todo, son jóvenes extranjeros, que vienen a visitar la ciudad», explicó Romero.

Tiene 47 habitaciones, siete de ellas sencillas y el resto con dos, cuatro, seis y ocho puestos para compartir

El alojamiento está en la calle San Crispín, ha costado un millón de euros y ha generado ocho puestos de trabajo

«Preparado para mochileros»

El edificio ha sido construido sobre una parcela de 341 metros cuadrados, en la calle San Crispín. Está situado a la izquierda de las escaleras que ascienden desde la calle San Diego hacia el Cerro de Despeñaperros, un lugar estratégico «porque nuestros potenciales clientes son, además de los miles de turistas que visitan Cartagena al año, los estudiantes y profesores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT)», añadió Romero.

El complejo turístico tiene un sótano y cuatro plantas (baja, dos en altura y un ático con terraza), en una superficie construida que ronda los 1.900 metros cuadrados. Tiene 47 habitaciones, distribuidas en sencillas (7) y dobles (15). Hay otras 22 con cuatro plazas, una para seis personas y dos para ocho. También tienen una adaptada para discapacitados. Todas están equipadas con baño, aire acondicionado y conexión wifi.

El centro también tiene un gimnasio, un salón de juegos y un solarium, equipado con duchas y hamacas. Esta zona está situada en la última planta, desde donde se pueden ver las cinco colinas que rodean Cartagena. A todo ello se le suma otra zona dividida en dos, ubicada entre las plantas de las habitaciones. En ella, por un lado tiene una cocina, donde los clientes pueden preparar sus desayunos, comidas y cenas, al estar equipada con los electrodomésticos y utensilios necesarios. Por otro hay una sala de unos quince metros cuadrados, que tiene mesas, sillas y sofás, además de un proyector. Llama la atención un tobogán que conecta esta zona con la recepción y el sótano, donde están las salas de esparcimiento y lectura.

«La cocina y el salón son zonas de uso común, ya que al ser un alojamiento similar a un albergue no tenemos servicio de habitaciones ni de restauración. Hay que tener en cuenta que nuestro cliente es aquel que busca un alojamiento económico, porque viene más a disfrutar de la ciudad, de sus bares y restaurantes, de sus museos y de su entorno», señaló el director del albergue.

Este alojamiento es uno de los primeros de este tipo abiertos en la Región con la calificación oficial de 'hostel'. Las habitaciones tienen unas tarifas muy económicas, entre los 19 y 47 euros.

RYA Gestión Hotelera SL es una empresa inmobiliaria cuya sede está en Madrid y que, junto al proyecto de Cartagena, llevan otros similares en Estepona (Málaga) y la capital de España. El primero que será inaugurado será el de la ciudad portuaria, a mediados de septiembre. La inversión ronda el millón de euros y aunque ahora se han creado ocho puestos de trabajo, más adelante la cifra llegará a la docena.

Tres meses de caída

Con esta apertura, la oferta de plazas hoteleras en la ciudad ya llega a las 2.000 y en todo el municipio a las 5.800, según los datos aportados por el presidente de la Agrupación de Hoteles y Alojamientos Turísticos de Cartagena y su Comarca, Juan Carlos García. Supondrá, además, todo un impulso al sector, que acumula tres meses de caída en cuanto a la ocupación se refiere.

Este nuevo establecimiento cambiará la imagen del barrio universitaria, ahora apagada porque muchas de las viviendas continúan vacías y porque varias calles tienen hundimientos, con filtraciones de agua y otros defectos. A ello ha contribuido la suspensión de pagos de la promotora del barrio, Residencial Puerta Nueva.

Cs denuncia la paralización de obras en el casco antiguo

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en Cartagena, Manuel Padín, denunció ayer en un comunicado la paralización de varias obras en el casco antiguo. Además de recordar los trabajos del nuevo adoquinado del barrio universitario, Padín dijo que «las obras de la Plaza del Monte Sacro siguen paradas a pesar de que hace bien poco, el concejal de Infraestructuras, Juan Pedro Torralba, aseguró públicamente que estarían finalizadas para después del verano». El portavoz de la formación naranja registró esta semana un escrito en el Ayuntamiento, para que se convoque una nueva sesión del Consejo de Administración de la Sociedad Casco Antiguo, y para evaluar el estado de las obras en ejecución pendientes. Sobre el Monte Sacro, Torralba explicó que el Ayuntamiento, tras varias semanas, ha recibido el visto bueno de la Consejería de Cultura para retomar los trabajos, después del hallazgo de un muro que en apariencia data de la época altoimperial (siglos I al II). El Consistorio espera retomar las obras en septiembre, de acuerdo con las exigencias de Cultura para la conservación del muro y de una pileta también romana. Torralba añadió que «ya está solventado el problema para reubicar una torreta eléctrica, propiedad de la empresasa Iberdrola, que hay en el solar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos