El Anfiteatro de Cartagena estará listo en cuatro años e incluirá la plaza de toros como museo

Recreación virtual del resultado del proyecto, con las gradas del Anfiteatro en blanco. / lv
Recreación virtual del resultado del proyecto, con las gradas del Anfiteatro en blanco. / lv

El Ministerio de Fomento promete un millón de euros, a los que se unirá la ayuda del 1,5% Cultural que logre el Ayuntamiento

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Cuatro años es el plazo que la alcaldesa, Ana Belén Castejón, dio ayer para tener recuperado y abierto para las visitas un complejo formado por el doble anillo de muros de la plaza de toros, como galería de una especie de museo sobre, el Anfiteatro Romano, del siglo I antes de Cristo, que estará excavado justo debajo. Con una financiación fluida, estará listo en 2023, indicaron la coordinadora de Patrimonio Arqueológico, María del Carmen Berrocal, responsable del yacimiento, y el arquitecto, Andrés Cánovas, encargado de las obras complementarias y de la musealización. Todo figura en el plan director presentado ayer en el Palacio Consistorial.

El proyecto se estructura en varias fases. La primera, recién acabada, ha puesto al descubierto un sector pequeño de la elipse que describe el monumento, cuatro metros bajo tierra. Lo integran tres estancias abovedadas muy bien conservadas. Además, se ha consolidado un pequeño tramo del doble anillo de la plaza de toros, con unas estructuras metálicas y un refuerzo de obra para evitar su ruina. La segunda etapa, que empezaría a finales de este año o principios del que viene, dará continuidad a esta actuación hacia la zona que hay delante del Pabellón de Autopistas y de la calle Doctor Fleming, hasta el cortado de la calle Gisbert. Las dos siguientes aplicarán idéntico tratamiento a las estructuras que las excavaciones encuentren bajo tierra y a los muros del coso taurino hasta la puerta entrada, situada en las inmediaciones del lugar que ocupa, debajo, el vértice del eje mayor del Anfiteatro.

Para tenerlo claro

Plazo
Cuatro años para tener excavado y visitable todo el Anfiteatro y añadirle un pequeño centro de interpretación.
Presupuesto
Cuatro millones, 1,4 de ellos para la intervención arqueológica y el resto, para musealizar el conjunto.
Demoliciones
Es necesario echar abajo el ruinoso muro singular que parte del callejón de Chiqueros. Es posible que sea reconstruido, si no hay nada valioso debajo, para formar parte de un pequeño auditorio.
Accesos
La calle Doctor Fleming (cerrada desde el verano por las excavaciones) será peatonalizada definitivamente. También la subida por la de Rosa Juaneda
Instalaciones complementarias
Un edificio anexo para completar el centro de interpretación (opcional) por otros cuatro millones de euros.
Financiación
Un protocolo con el Ministerio de Fomento incluye un millón de euros. El proyecto ha sido presentado al 1,5% Cultural que depende del mismo departamento, para conseguir hasta 400.000 euros más.

Hay tres fases más previstas, para poner al descubierto el otro graderío del recinto, hasta la zona del callejón de Chiqueros, también al borde del terraplén que da a la calle Gisbert. Pero antes es obligado acometer una demolición selectiva del recinto taurino, que en esa zona tiene en pie solamente uno de los dos muros y cuyo estado es «irrecuperable», según explicó Andrés Cánovas. «Sus restos serán guardados. Si debajo no encontramos nada, podemos optar por reconstruirlo y, quizás, crear un pequeño auditorio para 500 o 600 personas», apuntó también el arquitecto.

La calle Doctor Fleming dejará de ser un acceso para el tráfico, de forma definitiva

Además de recuperar una parte de la historia de la Cartagena Romana, el Ayuntamiento quiere ilustrarla en unas instalaciones adicionales que le aseguren un aprovechamiento cultural y turístico y aumenten su atractivo para los visitantes.«En un primer momento, se trata de habilitar un recorrido con entrada por el eje mayor del monumento y salida por el eje menor. Posteriormente, incorporaríamos el Pabellón de Autopsias, que ya fue restaurado, y el recorrido por el corredor de cuatro metros de ancho que hay entre los muros de la plaza de toros, para formar un centro de interpretación del monumento», indicó Cánovas. En cuatro años, esa actuación obligará a cambiar aspectos relevantes del Campus de la Muralla de la Universidad Politécnica (UPCT).

Coches en el campus, frente a la antigua plaza de toros.
Coches en el campus, frente a la antigua plaza de toros. / p. s. / agm

Para empezar, hay que eliminar de forma permanente el tráfico rodado por la calle Doctor Fleming, que bordea la Plaza de Toros en su subida hacia el aparcamiento del campus universitario. Lleva cerrada desde el verano, para permitir los trabajos de excavación y consolidación del muro de la plaza.

La parte en la que solo hay un paredón del coso es irrecuperable y será demolida

A partir de ahí, entran en juego los apartados del plan director que incluyen nuevas infraestructuras, incluido un edificio complementario, anexo a los muros de la plaza. También está esbozada la transformación de la explanada delimitada por el antiguo Hospital de Marina y el antiguo Cuartel de Antiguones, transformados ahora en facultades de la Politécnica.

Una nueva aportación

Asegurar la llegada del dinero necesario para llevar estos proyectos a la práctica ha tenido ocupada a Castejón durante las últimas semanas. El plan director hecho público ayer está listo desde finales del año pasado. La regidora lo puso, entonces, en manos del Ministerio de Fomento, con el que ha pactado que aporte un millón de euros. «La Junta de Gobierno Local aprobará el protocolo en una próxima sesión y luego se firmará el acuerdo para disponer del dinero», indicó la primera edil. «Con ese dinero podremos realizar las fases dos, tres y cuatro y tener el 50% del anfiteatro excavado y visitable», informó Berrocal.

Además, el equipo de gobierno presentó el proyecto para conseguir hasta 400.000 euros más del 1,5% Cultural, que se nutre también de fondos de Fomento. Las dos aportaciones le bastan a Berrocal para poner la mitad del monumento en condiciones de ser visitado. Sin embargo, Castejón subrayó la necesidad de «dar continuidad a un proyecto que es de todos» con independencia del color político. A la comparecencia acudieron representantes del PP y de Ciudadanos, que recibieron información del proyecto desde la primera fila de la sala de recepciones del Palacio Consistorial.

La explanada del campus será peatonal

La explanada central del Campus de la Muralla de la UPCT será peatonalizada. El plan director presentado incluye esa transformación urbana dentro del proyecto de remodelación del entorno del Anfiteatro Romano. El arquitecto Andrés Cánovas dio algunas alternativas para el aparcamiento que hay actualmente allí, entre las que volvería a estar su emplazamiento bajo tierra en la Cuesta del Batel, que ya se barajó hace unos años. La Politécnica está muy interesada en que el Ayuntamiento afronte la remodelación de esa plaza, siempre que dé una alternativa para el estacionamiento y, si es posible, mejore las comunicaciones por medio del autobús urbano. La institución ha pedido en varias ocasiones una intervención que convierta ese espacio en el área de convivencia y de esparcimiento para los estudiantes, de la que ayer volvió a hablar Andrés Cánovas. El arquitecto explicó, además, que el plan director abre la puerta a más intervenciones urbanas, desde facilitar la conexión con la calle Duque para los peatones, hasta la mejora del itinerario de subida desde la calle Gisbert. Por otra parte, el documento descarta hacer intervención alguna en la parte posterior del Hospital de Marina, colindante con el Anfiteatro Romano.