Alsa mejorará las comunicaciones en el oeste de Cartagena y el Santa Lucía

Presentación de los nuevos autobuses urbanos de Cartagena. / Ayto. de Cartagena

La empresa concesionaria incorpora además dos autobuses hiperaccesibles con una rampa especial, un sistema de posicionamiento con elementos ópticos y acústicos e inscripciones en braille

EPCartagena

El Ayuntamiento de Cartagena continúa trabajando para facilitar la vida de los ciudadanos que viven en los barrios y diputaciones. Uno de los principales objetivos marcados por el equipo de Gobierno, que dirige la alcaldesa Ana Belén Castejón, es mejorar el servicio de transporte público, haciendo especial hincapié en la zona oeste, que es la que más necesidades presenta.

Los nuevos vehículos que la alcaldesa ha presentado este sábado son "fruto de nuestra apuesta decidida por mejorar las comunicaciones de nuestros barrios y diputaciones a través del transporte público".

De esta forma, se ha acordado con la empresa concesionaria Alsa poner en marcha, como una experiencia piloto, un servicio circular que recorra toda la zona oeste y que enlace con el autobús de la línea 6 que conecta Molinos Marfagones con el centro de la ciudad, y que empezará a funcionar en mayo.

"Los horarios y frecuencias de esta experiencia piloto están siendo consensuados con los vecinos. Durante un periodo de un mes y a coste 0 para el Ayuntamiento, se comprobará la eficacia de este nuevo servicio, de forma que cuando sean aprobados los Presupuestos 2018 se implante definitivamente", ha explicado Castejón.

El itinerario fijado es Molinos Marfagones, Cuesta Blanca, Los Puertos, Tallante, Los Puertos, Perín, Cuesta Blanca, San Isidro, La Magdalena y Molinos Marfagones, cuya duración aproximada es de 50 minutos. Una vez de vuelta en Molinos Marfagones los usuarios deberán hacer un transbordo con la línea 6 que los llevará a las distintas paradas de Cartagena.

Mayor accesibilidad

Además, se incorporarán dos autobuses hiperaccesibles para mejorar la línea 18 que conecta Cartagena con el hospital de Santa Lucía. Estos nuevos vehículos cuentan con un novedoso sistema de posicionamiento con elementos ópticos y acústicos e inscripciones en braille en los pulsadores de parada.

Del mismo modo, se les ha instalado una rampa especial con una banda de luz led, raíl antiobstáculos y alfombrilla antideslizante. Cuenta también con espacio para acoger hasta dos sillas de ruedas.

La concesionaria del servicio ha invertido un total de 837.276 euros en estos nuevos vehículos y se ha comprometido con la alcaldesa a continuar renovando la flota de autobuses urbanos.

Las mejoras en el servicio de transporte ha supuesto un incremento del 4,26% de viajeros en los últimos años, superando en 2017 los 5 millones de pasajeros anuales.

 

Fotos

Vídeos