Las algas cubren las playas de Cabo de Palos y La Manga

Playa de Levante, en Cabo de Palos, repleta de algas y suciedad. / pablo sánchez / agm
Playa de Levante, en Cabo de Palos, repleta de algas y suciedad. / pablo sánchez / agm

Arrecian las quejas en Cabo de Palos y La Manga por la acumulación de suciedad en la costa a falta de dos semanas para la llegada de miles de turistas

LA VERDADCARTAGENA

A falta de poco más de dos semanas para que miles de turistas abarroten La Manga y Cabo de Palos, gran número de playas de ambas localidades presentan un aspecto «deplorable». Vecinos y comerciantes se quejan de que los servicios municipales de limpieza brillan por su ausencia. Los empresarios creen que la acumulación de algas y otros restos de suciedad en la orilla podría hacerles perder veraneantes, si el Ayuntamiento no toma cartas en el asunto de manera urgente.

De hecho, las primeras quejas de turistas las tuvieron ya el pasado fin de semana. Los veraneantes se encontraron playas, como la de Levante de Cabo de Palos, repletas de algas. «Aquí hace más de un mes que no vemos a un operario de limpieza. Nos dicen que las máquinas están rotas, pero lo cierto es que ya se dejan ver los primeros visitantes y tenemos la orilla hecha una pena», explicó a 'La Verdad', la vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de Cabo de Palos, Cristina Aguado. En algunas zonas de esa playa son los propios empresarios y vecinos los que ayudan a recoger la suciedad.

Puerto Bello, sin arena

Se trata, con diferencia, de la peor zona, aunque la portavoz de la Asociación de Deportes, Ocio y Cultura de la Manga del Mar Menor, María Luisa Aznar, cuenta que, por ejemplo, la de Puerto Bello, está sin arena. En este caso, los temporales de meses atrás la dejaron sin tierra, algo que dificultará que los bañistas la usen esta época estival. «Llevamos semanas exigiendo al Ayuntamiento que la reponga, pero aún no nos han hecho ni caso. Esto es un descontrol», indicó. Desde este colectivo lamentan que la zona de San Javier esté «más limpia que la de Cartagena».

Los vecinos de ambas zonas denuncian que desde la desaparición del Instituto Municipal de Servicios del Litoral (Imsel), hace dos años, «no sabemos con quién ponernos en contacto cuando tenemos un problema de limpieza», añadieron. Ahora, tienen que realizar un escrito y presentarlo en el registro de la oficina municipal de información y tramitación administrativa (Omita), «algo que tarda demasiado tiempo», se quejó Aznar. La suciedad también se acumula en otras zonas, como la del Hotel Entremares y Castillo de Mar, en el Mar Menor.

En peor estado se encuentran las de Punta Brava, Los Urrutias y Estrella de Mar. Allí, los vecinos se quejan de que los servicios de limpieza tampoco se pasan desde hace varios días, algo que ha provocado la acumulación de algas en la orilla. A ello, se le une el fango, que desprende un fuerte olor.

Brigadas municipales

El Ayuntamiento creó hace meses una brigada municipal para limpiar las playas. Está compuesta por una veintena de empleados, que trabajan en horario de mañana y tarde. Este diario se puso en contacto con el concejal de Descentralización en funciones, Juan Pedro Torralba, para conocer si va a limpiar las playas. No obtuvo respuesta alguna.