La alcaldesa culpa a la oposición por quitar dinero a Bomberos

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

«En la aprobación de los presupuestos municipales hubo grupos políticos que suprimieron las partidas de horas RED previstas para destinarlas a otros fines. Pero no hay problema. Vamos a poder cubrirlas con las bajas que se producirán en las próximas semanas, ya que hay obras que se están adjudicando a un precio inferior al de licitación». De esta forma culpó ayer la alcaldesa, Ana Belén Castejón, sin citarlos, a los grupos MC y PP del conflicto surgido con el pago de las horas extra de bomberos y brigadas.

El secretario general de UGT en el Ayuntamiento, José Juan González, informó a 'La Verdad' de que el sindicato ha pedido a la alcaldesa que promueva la anulación de una enmienda por la que el Pleno (con la abstención de PSOE y Cs y el voto en contra de Podemos) quitó 402.000 euros del Servicio de Extinción de Incendios (Bomberos). En su lugar, destinó el dinero al arreglo del antiguo Hotel Peninsular como sede municipal, un estudio de calidad del agua, la mejora del pavimento de la Vía Verde de Barrio Peral y la instalación de césped artificial en el campo de fútbol de La Aljorra.

Según UGT, el Pleno puede haber incurrido en los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, por dejar sin dinero la partida de la ordenanza fiscal reguladora de la contribución especial por ampliación y mejora del Servicio de Extinción de Incendios. Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradora) destinó a ella 360.000 euros. Un portavoz de MC indicó que hubo un «error», y que su concejal Isabel García pidió subsanar el fallo y sacar el dinero de otro apartado.

MC habla de un «error»

Según MC, tras el visto bueno del interventor, el Ayuntamiento hizo la corrección en la fase de ejecución del presupuesto. En la alcaldía dijeron «no fue un error», y que MC se vio obligada a rectificar, tras el revuelo causado entre los bomberos.

La concejal de PP Esperanza Nieto interpretó el nombramiento de José Serrano como director general de Función Pública como «la «evidencia de la división interna dentro del PSOE» y que de la alcaldesa «no se atreve a cesar a Aznar y busca un sustituto encubierto que solucione los problemas que ha generado su débil gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos