Aire para 112 familias de Las Seiscientas

Plaza de los Derechos Humanos, en la barriada Virgen de la Caridad. / Pablo Sánchez / AGM
Plaza de los Derechos Humanos, en la barriada Virgen de la Caridad. / Pablo Sánchez / AGM

El Ayuntamiento y la Comunidad activan un plan de ayudas contra la exclusión social de los vecinos, en la Plaza Derechos Humanos

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Frenar la exclusión social en los barrios más deprimidos de Cartagena se ha convertido en uno de los objetivos del nuevo Gobierno local. Junto a la Comunidad Autónoma, ha puesto en marcha un proyecto para dar apoyo a las familias que viven en los bloques de pisos que rodean la Plaza de los Derechos Humanos de la barriada Virgen de la Caridad. Se trata de los pisos conocidos como las 112 casas, donde la mayoría de sus inquilinos viven de manera irregular, como 'okupas'. Los inmuebles pertenecen al parque público de viviendas de la Administración regional.

Con este plan quieren sacar del olvido a unas familias que, en su mayoría, dependen de Servicios Sociales para pagar los recibos del agua y la luz. «Se trata de un proyecto de intervención sociocomunitaria, con el que se quiere analizar familia por familia, para evaluar cada uno de sus problemas, para así encauzarlos hacía el departamento municipal mas idóneo», explicó a 'La Verdad' el presidente de la asociación de vecinos de esta barriada, más conocida como Las Seiscientas, Juan Gómez.

Este proyecto está dentro de un programa que el Ayuntamiento ideó el pasado año, para sacar de la exclusión social a las familias de uno de los barrios más desestructurado del municipios. En parte fue impulsado también por el grupo de Podemos en el Consistorio, que propuso impulsar una iniciativa de trabajo comunitario, con equipos multiprofesionales, educadores, trabajadores sociales, monitores y agentes de integración sociocultural.

Primeros estudios

En esta vía es donde la corporación ha dado los primeros pasos. De todo el proceso se encargará Proyecto Abraham, una asociación sin ánimo de lucro, cuya misión es ayudar a aquellas personas más vulnerables, que se encuentren en situación o riesgo de exclusión social, ya sea económica, educativa o cultural, para que consigan su plena inclusión.

Los primeros estudios de las familias ya han comenzado y los resultados empezarán pronto a ver la luz. La intención es involucrar a las familias de las 112 casas en el mantenimiento de los bloques de pisos y, de paso, en la vida del barrio, a través de planes específicos, entre ellos de búsqueda activa de empleo y formación. Estas viviendas ya fueron rehabilitadas por la Comunidad Autónoma en 2010. En ellas invirtió 240.000 euros, pero pasado el tiempo necesitan un mantenimiento y eso exige el correspondiente presupuesto.

«Puesto que se trata de familias que perciben ayudas sociales por parte del Ayuntamiento, en cuanto a alimentos y manutención económica, queremos concienciarlas y comprometerlas en todo lo referente al barrio, para conseguir su inclusión total», añadió Gómez.

Observatorio permanente

Las Seiscientas será uno de los barrios que el nuevo Gobierno local incluirá en el futuro observatorio permanente de la realidad de la exclusión social en la ciudad. Ese organismo saldrá de una Comisión de Diálogo Civil, en la que estarán involucradas las entidades sociales u ONG de la ciudad y las concejalías que sean necesarias.

Más