Afiliados de Vox denuncian a tres dirigentes por presunta financiación ilegal en Cartagena

Pascual Salvador (arriba), Luis Armada (izda.) y Francisco Carrera./LV
Pascual Salvador (arriba), Luis Armada (izda.) y Francisco Carrera. / LV

Acusan al excoordinador local y al presidente y el secretario regionales de recoger aportaciones en una cuenta bancaria personal

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El caso de la presunta «hucha» ilegal en Vox Cartagena llega a los juzgados. Un grupo de afiliados y exafiliados de este partido en el municipio presentaron el viernes pasado una denuncia, ante el órgano de Instrucción de guardia, contra el excoordinador local, Luis Armada, el presidente y el secretario del partido a nivel regional, Pascual Salvador y Francisco Carrera, respectivamente, por la posible financiación irregular de la formación, a través del cobro de aportaciones voluntarias en una cuenta bancaria personal de Armada.

Según expone la denuncia, a la que accedió 'La Verdad', el número de cuenta estaba asociado al del teléfono móvil del antiguo líder de Vox en Cartagena, y los ingresos «debían ser al menos de 10 euros». Según los denunciantes, quienes pidieron mantenerse en el anonimato, las aportaciones fueron realizadas a partir de abril de 2018 y justificadas desde Vox como «gastos del partido», agrega la denuncia. Y apunta que los responsables del partido se referían a esta cuenta como «la hucha» y que era un medio de financiación añadido a las cuotas ordinarias, que en este caso sí que eran recibidas en una cuenta de Vox.

Por el momento, en Vox no realizan manifestaciones sobre esta denuncia. Hace dos semanas, también declinaron pronunciarse sobre la comunicación interna de estas supuestas irregularidades realizada por un grupo de militantes. Sí lo hizo Luis Armada, actual responsable local de comunicación. Afirmó: «Es falso. Todas las donaciones y cuotas se ingresan en las cuentas oficiales del partido».

Este periódico explicó el pasado 5 de abril que un grupo de militantes de Vox denunció en octubre del año pasado ante los responsables locales, regionales y nacionales de la formación presuntas irregularidades en el cobro de aportaciones por parte del excoordinador municipal y actual responsable de prensa, Luis Armada. Se trata del uso de una cuenta bancaria asociada al número de teléfono móvil de Armada y distinta a la empleada a nivel estatal por Vox para recoger la cuota ordinaria mensual, de 9 euros. Los afectados, que por ahora no han recibido respuesta, dijeron tener constancia de un movimiento de 850 euros, pero temen que la cifra sea mayor y que los hechos puedan vulnerar la Ley Orgánica sobre financiación de los partidos políticos.

La denuncia fue revelada en una plataforma de vídeos de internet por el entonces militante cartagenero Carlos José Márquez, pero adquirió notoriedad regional y nacional en la misma semana en la que tenía previsto visitar Cartagena el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

En declaraciones a 'La Verdad', Márquez -quien aportó a este periódico extractos bancarios sobre un ingreso de 10 euros en una cuenta junto a la que figura el número de teléfono móvil de Armada- explicó que fue el 19 de octubre cuando pidió explicaciones. Fue en la sede local de la formación, en la calle Mayor, ante Armada y el presidente del partido en la Región, Pascual Salvador. Este último dirigente, aseguró Márquez, le contestó: «Yo no tengo constancia de eso».

Ante la «falta de rendición de cuentas» sobre esta y otras cuestiones, como la presunta utilización de datos personales de los afiliados para pedir a estos nuevas aportaciones y la ausencia de elecciones internas, Márquez y otros afectados informaron a Madrid.

Después, «Francisco Carrera [secretario general de Vox en la Región de Murcia] me comentó que, desde Vox nacional, le habían dicho que en la cuenta había 850 euros y que pasarían el dinero a una cuenta del partido», relató Márquez. Y apuntó que Pascual Salvador se refería a la cuenta bajo sospecha como «la hucha del partido». Márquez añadió que, tras esta denuncia, le bloquearon el pago de las cuotas, «sin explicación alguna».