Artistas tradicionales y de vanguardia enseñan sus secretos al público

Fernando Sáenz de Elorrieta muestra, ayer, algunas creaciones en su taller de Galifa. :: pablo sánchez / agm/
Fernando Sáenz de Elorrieta muestra, ayer, algunas creaciones en su taller de Galifa. :: pablo sánchez / agm

Mucho Más Mayo muestra a los creadores en los talleres de los que salen desde la mejor guitarra española hasta la instalación más compleja

EDUARDO RIBELLES CARTAGENA.

Mucho Más Mayo entró ayer, con decenas de invitados, en los talleres de 16 profesionales consagrados para mostrar el lugar en el que transforman su inspiración en pintura, escultura y arquitectura, entre otras manifestaciones artísticas. Quienes participaron aprendieron, por ejemplo, cómo se crea la mejor guitarra española, cómo se trabaja el metal para hacer una gran escultura y cómo se idea una instalación contemporánea que llame la atención del espectador.

La sección Mayo Abierto del certamen organizado por el Ayuntamiento hasta el 21 de mayo descubrió al público once estudios en el centro urbano. Especial interés despertó conocer la forma en la que José Betanzos aplica a los temas costumbristas de sus cuadros perspectivas muy singulares y unos colores que realzan su expresividad. También la experiencia de José Manuel Chacón, autor de proyectos como la transformación del antiguo Cuartel de Instrucción de Marinería en la actual Facultad de Ciencias de la Empresa, al principio de la calle Real.

Asimismo, los asistentes pudieron ver los talleres de pintura de Paca Calvo, de Jesús Inglés y de Enrique Vicente, y los estudios de fotografía de Carmen Matrán y de Martínez Blaya. También el gabinete de arquitectos Huma, la galería de arte Bisel y el taller de cine de Salvi Vivancos.

Para llegar a los lugares más alejados de la ciudad la organización fletó un autobús que permitió ver cómo el 'lutier' Luis Guerrero trabaja la madera, en Barrio Peral, para crear guitarras perfectas que son apreciadas en todo el mundo. El escultor Fernando Sáenz de Elorrieta explicó, en Galifa, la técnica del soldado para insuflar a laminas metálicas sin alma el sentimiento que late en sus esculturas. También Jesús Nieto, de Onírica Mecánica, enseñó sus instalaciones más vanguardistas en su estudio de Canteras.

No hubo que entrar en ningún estudio para disfrutar de la propuesta escénica del grupo Ruedapié en la Puerta de Murcia, a las 13 horas. Su espectáculo de danza integrada 'Inestables' resultó hipnótico y desasosegante. Tres bailarines, acompañados de sonidos sincopados y con la ayuda de una silla de ruedas, mostraron que fomentar la inclusión de personas con problemas de movilidad también puede tener valor artístico.

El arte callejero siguió, a las 19 horas junto al Palacio Consistorial, con 'Librados', una danza en pareja entre volúmenes desparramados tan sugerente como una buena lectura. A la vuelta de la esquina, frente a la escalinata del Ayuntamiento, 'Circus is coming' presentó a una docena de acróbatas y equilibristas ejercitándose en el suelo, en un trapecio y con otros soportes. Cientos de personas disfutaron de ambas propuestas.

La actividad más vistosa en los barrios invitados (Barrio Peral y José María Lapuerta) fue un taller de pintura mural en la Vía Verde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos