El jefe de Urbanismo deja el puesto de momento para ser juzgado por prevaricación

Jacinto Martínez./
Jacinto Martínez.

El alcalde acepta la renuncia de Jacinto Martínez Moncada y asume sus competencias como edil responsable de esa parcela municipal

E. R. K.CARTAGENA

El jefe del Área de Urbanismo, Jacinto Martínez Moncada, comunicó ayer al alcalde, José López, su renuncia al puesto tras conocer que tendrá que ir a juicio en septiembre, acusado de prevaricación por decretar, de manera presuntamente indebida, la caducidad de una licencia para construir en una parcela en La Azohía.

López informó a la conclusión de la Junta de Gobierno Local celebrada en el Palacio Consistorial de que Martínez Moncada queda apartado cautelarmente pero «seguirá como funcionario, en labores propias de su plaza de técnico de la Administración». También mantendrá la categoría y, por tanto, su salario durante esta etapa transitoria. «Si a la conclusión del pleito, queda impoluto, le repondremos en su puesto, como tiene que ser», aseguró. A su juicio, todo indica que será así.

«De momento, este alcalde y concejal de Urbanismo asumirá las competencias hasta donde pueda», indicó el primer edil. No obstante, se mostró dispuesto a considerar «que alguien de la casa, con conocimiento de Derecho, asuma las competencias» para ayudarle.

La vista oral tendrá lugar el 25 y el 27 de septiembre. En ella figura acusado también por prevaricación, el exconcejal de Urbanismo, presidente local del PP y asesor de la Consejería de Cultura, Joaquín Segado. Junto a Segado y Moncada también se sentará en el banquillo de los acusados otra letrada municipal.

López indicó que, a su juicio, Segado «debería dar un paso a un lado», como Martínez Moncada, «para que el nombre de su partido quede más o menos limpio». Sin embargo, Segado mantiene que no tiene por qué hacerlo. Cree que no se trata de un caso de corrupción, porque no obtuvo beneficio alguno.

A él y a Martínez Moncada se les acusa de dejar sin efecto de forma presuntamente indebida una licencia de obras en La Azohía por inactividad y recalificar el suelo como equipamiento público tras aceptar una petición vecinal para hacer allí una plaza. Durante la tramitación de la licencia, Segado y Martínez Moncada dieron el visto bueno a aspectos del nuevo Plan Urbano que dejaban sin efecto la licencia de construcción de un complejo turístico.

La empresa que proyectó allí 24 apartamentos turísticos no solo va contra ellos, como responsables del perjuicio. Además, reclama 3,4 millones de euros. Si el juzgado les considera culpables, los encausados tendrán que hacer frente a este pago con sus bienes. El Ayuntamiento se hará cargo de lo que no puedan abonar, como responsable civil subsidiario.

 

Fotos

Vídeos