Aseguran las torres de vigilancia en las playas

Aseguran las torres de vigilancia en las playas

El objetivo es hacerlas inmunes al viento en lo que queda de verano

CARTAGENA

El fuerte viento de Levante que sopló el domingo y el lunes puso de manifiesto el precario equilibro de la docena de torres unipersonales de vigía que Protección Civil tiene en las playas. Varias de ellas se tambalearon y la de Las Sirenas de La Manga (en la foto) cayó hacia atrás, sin que hubiera daños personales. Trabajadores del Instituto Municipal del Litoral (Imsel) han fijado con tornillos grandes planchas de metal a las patas para cubrirlas después con arena, nivelarlas y evitar más incidentes. El objetivo es hacerlas inmunes al viento en lo que queda de verano.