El alcalde abre otro frente con Murcia al pedir el «regreso» de la aduana a Cartagena

Camiones, en el recinto aduanero de Citmusa, en la pedanía murciana de Sangonera la Seca. /
Camiones, en el recinto aduanero de Citmusa, en la pedanía murciana de Sangonera la Seca.

López insta al Puerto a reclamar el traslado de esta infraestructura estatal «por razones estratégicas» ligadas al aumento del tráfico de mercancías

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El alcalde de Cartagena no deja de protagonizar polémicas a cuenta de sus denuncias respecto a la supuesta discriminación que este municipio sufre respecto al de Murcia en las inversiones de los gobiernos central y regional en los hospitales, las carreteras o el ferrocarril. A los frentes abiertos por José López, que la semana pasada acusó al Ejecutivo autonómico de servir «a cuatro 'barrigaverdes'» en el AVE al impedir que este tren llegue antes a Cartagena que a Murcia, se suma el que López ha generado al promover el traslado de la aduana desde la pedanía murciana de Sangonera la Seca a Cartagena.

Según ha sabido 'La Verdad', el pasado 22 de abril, en la última reunión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Cartagena, del que él es vocal, el alcalde (del partido Movimiento Ciudadano) planteó que esta institución se dirija al Gobierno central para reclamar que el principal centro de control y tramitación de las exportaciones de mercancías de la Región de Murcia abandone su actual ubicación en el Centro Integrado de Transportes de Murcia (Citmusa).

Fuera del orden del día y de manera verbal, «el alcalde solicitó que se incluya en el orden del día del próximo Consejo la reclamación de que la aduana se instale en Cartagena, de donde nunca debió irse», indicó a 'La Verdad' un portavoz del primer edil. López, que estuvo acompañado por la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, y al frente de la cual estuvo el presidente del Puerto, Antonio Sevilla, hizo una alusión explícita a las organizaciones empresariales de la comarca de Cartagena y de la Región.

El regidor, aseguraron en la Alcaldía, «comentó que seguro que COEC y, sobre todo, Croem, como defensoras del puerto y de su actividad apoyarán la nueva ubicación, por razones estratégicas y de funcionamiento racional del propio puerto».

En el Gobierno local (formado por MC y PSOE) añadieron que una de las posibles ubicaciones para la aduana es el polígono industrial de Los Camachos, donde la Comunidad Autónoma estudia instalar una Zona de Actividades Logísticas (ZAL) distinta a la de Murcia. Para los informes previos relativos a este último centro logístico, la Consejería de Fomento dispone de 600.000 euros, tras una enmienda aprobada en la Asamblea Regional por los tres grupos de oposición al PP (PSOE, Ciudadanos y Podemos). En el Ayuntamiento añadieron que estos dos argumentos son los mismos que emplea Sevilla para inscribir la institución que preside en Croem y su filial, COEC.

El recinto Murciaduana, que gestiona la Cámara de Comercio dentro de las instalaciones de Citmusa, registró solo el año pasado más de 5.000 movimientos de camiones, contenedores y vehículos. En él desempeñan sus funciones la Administración de Aduanas, que depende de la Agencia Tributaria; el Servicio de Ordenación, Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (Soivre), que pertenece al Ministerio de Industria; el departamento de Sanidad Vegetal, del Ministerio de Agricultura; y el departamento de Sanidad Exterior, del Ministerio de Sanidad; los transitarios; la Guardia Civil y la propia Cámara murciana.

En cuanto al Puerto, el año pasado solicitó al Ministerio de Sanidad que habilitara las dependencias PED (Puntos de Entrada Designados) para situar al Puerto en cabeza de la Unión Europea en importación de productos de consumo humano. En la actualidad, ya tiene dos zonas de control de comercio exterior: el Punto de Inspección Fronterizo (PIF) y el Recinto Aduanero Habilitado (RAH). La principal razón esgrimida por el Puerto ante Sanidad es el crecimiento del tráfico de contenedores.

García-Balibrea pide «sumar»

En la Autoridad Portuaria, una portavoz de Sevilla se limitó a indicar que la propuesta del alcalde será incluida para su debate en la relación de asuntos del próximo Consejo, cuya fecha aún se desconoce. No obstante, advirtió de que la decisión «depende de otros organismos».

El presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Pedro García-Balibrea, indicó que la ubicación en Sangonera «se consideró idónea al contar con conexiones directas a la autovía Alcantarilla-El Palmar, junto al Polígono Industrial Oeste; la autopista del Mediterráneo A7; la autovía de Andalucía y Madrid-Cartagena, así como buena comunicación con el Puerto de Cartagena y el aeropuerto de la Región en Corvera». «El Puerto -añadió García-Balibrea- ya dispone de su propia aduana y, por lo tanto, de lo que se trata es de sumar y de exigir de la administración la mayor dotación posible de medios de inspección, materiales y humanos en ambas».

El líder de la cámara murciana recordó que fue ésta la que invirtió en la actual aduana, por la demanda de las empresas de su demarcación, y que el recinto de Sangonera «vino a sustituir a la estación de Mercancías de Nonduermas, que realizaba labores de inspección desde 1994; y, remontándonos más atrás, a las instalaciones que la Cámara tenía desde los años 60 en Blanca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos