Harán obras en la Catedral antes de la apertura a visitantes

Turistas, frente a la Catedral Antigua, en mayo. /
Turistas, frente a la Catedral Antigua, en mayo.

La Comunidad Autónoma insta al Obispado a que garantice la seguridad del edificio, que abrirá cuatro días al mes con el horario del Teatro Romano

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

La apertura de la Catedral Antigua de Cartagena a las visitas, que estaba prevista para el pasado mes de junio, depende ahora de la realización de unas obras para garantizar la seguridad del público. Aunque por ahora no hay fecha para que vecinos y turistas puedan disfrutar del monumento, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), la Consejería de Cultura ha asegurado que está haciendo todo lo posible ante el Obispado de Cartagena, propietario del inmueble, para agilizar esos trabajos.

«Para la apertura, se hace necesario unas intervenciones mínimas que abordará en breve el Obispado, mediante un proyecto redactado por el arquitecto Juan de Dios de la Hoz y aprobado por la Dirección general de Bienes Culturales. Ya se ha realizado un requerimiento para poder realizar la intervención, y estamos a falta de que el Obispado nos envíe el proyecto definitivo», explicó un portavoz de la Consejería que dirige Noelia Arroyo.

Este departamento del Gobierno regional ha vuelto a instar, asimismo, a los responsables de la Diócesis a que cumplan cuanto antes con la obligación de abrir al menos cuatro días al mes el BIC de Santa María, conforme a lo dispone en la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

«Se está trabajando con el Obispado para mostrar la Catedral en breve. Esta apertura debería vincularse a los horarios del Teatro Romano, como otro elemento más de visita», añadieron en Cultural. Y explicaron que la idea es «que las visitas se integren dentro del itinerario del Teatro Romano, para potenciar el conocimiento de la Catedral Vieja a turistas y habitantes de la ciudad y para acrecentar el atractivo del yacimiento».

Un templo del siglo XII

El templo, que data del siglo XII, quedó en un estado semirruinoso por los bombardeos durante la Guerra Civil. En 2011, con dinero del Ministerio de Cultura fueron restauradas la antigua capilla de la Cofradía del Socorro y alguna zona adicional, que son las que se abrirán al público. Está pendiente la rehabilitación del resto del edificio.