Una gran réplica de la Puerta de Madrid adornará el paso de la calle Carmen a la Plaza de España

Rotonda entre la Calle del Carmen y la Plaza de España./
Rotonda entre la Calle del Carmen y la Plaza de España.

Fomento pagará 435.000 euros y el Gobierno local elegirá un emplazamiento para hacer la obra en los próximos siete meses

E. R. K.CARTAGENA

Una réplica de grandes dimensiones de la Puerta de Madrid recordará a los cartageneros y mostrará a los visitantes, desde mediados o finales del próximo año, la que fue la salida de la Cartagena histórica hacia el centro de la Península junto a la Plaza de España. Su estructura formaba parte de la muralla de la ciudad hasta que todo el conjunto fue derribado, a principios del siglo XX. Un acuerdo entre la Asociación de Amigos de las Fortalezas y los Castillos (Aforca), el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento ha llevado a idear este proyecto para el que hay un plazo de ejecución de siete meses. La inversión necesaria asciende a 435.000 euros y correrá a cargo de la Administración del Estado, que tiene consignada una partida de 360.000 en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Aforca recibirá los fondos antes de que concluya octubre. Ya ha encargado al arquitecto José Amorós el proyecto de construcción de la réplica. Su ubicación definitiva depende del Ayuntamiento, que tiene también un mes para decidirse. Pero fuentes municipales indicaron que será la misma de hace un siglo, entre la glorieta de Rafael Braquehais y la Plaza de España.

Dos arcos de gran tamaño

La estructura tendrá dos arcos en piedra, de una docena de metros de longitud, casi siete de altura y muros de alrededor de dos metros de grosor. Los arcos quedarán diáfanos, según fuentes de Aforca. Además, es imprescindible que los materiales utilizados hagan fácilmente visible que se trata de una réplica, para respetar la normativa sobre protección del patrimonio. El acuerdo entre administraciones y con la asociación se apoya en un auto del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que fijó el pago de 435.000 euros como compensación por la no ejecución de una sentencia que obligaba a echar abajo el remate de la Muralla de Carlos III.

Esta obra fue ejecutada por el Ministerio de Fomento hace 14 años, según un proyecto del arquitecto José Manuel Torres Nadal para convertir la parte superior en una zona ajardinada con paseo, que diera servicios a los edificios allí situados. Se hizo sin contar con todas las garantías de respeto al patrimonio histórico. Por eso, Aforca recurrió a la justicia y el TSJ le dio la razón al establecer que se había causado una afección grave a la muralla.

En 2004, el Tribunal Superior de Justicia dio por buena la reclamación de Aforca, e indicó que el remate debía ser eliminado. Pero en los ejercicios siguientes se sucedieron los recursos y las pegas del Ayuntamiento y de Fomento ante la sentencia del Tribunal Supremo. Fue considerada imposible de cumplir porque suponía inutilizar el paseo superior de la muralla o poner en peligro la conservación de la misma si se rebajaba la cota del área ajardinada.

 

Fotos

Vídeos