Sanidad admite quejas por fumar, pero alega que no puede multar

Cigarrillos, en una papelera del Santa Lucía. :: j. m. rodríguez / agm
/
Cigarrillos, en una papelera del Santa Lucía. :: j. m. rodríguez / agm

J. A. G. CARTAGENA

La dirección del Hospital Santa Lucía aseguró ayer no tener constancia de que la gente fume en las plantas de ingreso, de consultas y en otras estancias. No obstante, sí admitió que el Servicio de Atención al Paciente recibe quejas de usuarios sobre el consumo de tabaco en otras zonas del recinto, como el aparcamiento, los accesos a Urgencias y la terraza donde se ubica la cafetería.

«No tenemos la obligación de impedir que se fume, y por lo tanto no se pueden poner multas a las personas a las que se sorprende fumando. Lo que sí se hace es poner cartelería sobre la Ley Antitabaco y llamar la atención a las personas que incumplen la normativa, a través de los vigilantes de seguridad», afirmó un portavoz del centro sanitario.

A juicio de los directivos de Sanidad, el principal problema es «que la gente no tiene interiorizado que se trata de un centro sanitario y que, por lo tanto, no se puede fumar ni siquiera en los espacios al aire libre como la terraza».

En todo caso, el hospital está adherido a la Red de Centros Hospitalarios Sin Humo y ha creado una Comisión Antitabaco. El objetivo de esta última es ayudar a los empleados a dejar los cigarrillos.