De un palacio a una ermita

Iván Negueruela, en el cerro del Molinete. /
Iván Negueruela, en el cerro del Molinete.

JOSÉ SÁNCHEZ CONESA

Iván Negueruela es doctor en Prehistoria y Arqueología y director del Arqua, el Museo Nacional de Arqueología Subacúatica, cuya titularidad recae en el Ministerio de Cultura del Gobierno de España. El emplazamiento actual se encuentra en nuestro puerto, con un diseño original del arquitecto Guillermo Vázquez-Consuerga, Premio Nacional de Arquitectura. El museo se inauguró, no obstante, en 1980, en otra localización y bajo otro tipo de gestión y criterios metodológicos en la conservación y difusión del patrimonio subacuático.

A este cambio contribuyó Negueruela, siempre en el centro de la polémica. Hace unos años la editorial Áglaya le editó 'Murcia por una mitra', cuya tesis principal consiste en la ilegalidad del traslado de la Catedral del Obispado de Cartagena a Murcia.

Según el autor, el obispo del momento, Diego de Magaz, quiso establecerse allí para evitar el peligro de una posible invasión musulmana de Cartagena. Solicitó permiso en el año 1278 a Sancho IV, rey de Castilla y León y este pactó con Magaz que, a cambio del favor real a este iniciativa, no apoyara a Alfonso X, padre de Sancho, cuando ambos andaban rivalizando por el poder. No existe ningún texto de la Iglesia Católica, ni en el Archivo Secreto del Vaticano ni en la catedral, que apruebe el cambio de sede con el agravante añadido de la excomunión de Sancho por levantarse contra su padre y practicar la bigamia. De todos es sabido que este asunto es uno de los puntos calientes en la pugna histórica Cartagena-Murcia.

La última publicación de Iván Negueruela se titula 'El magnífico Palacio de Asdrúbal en Cartagena: Cerro del Molinete', en donde expone que realmente existe el famoso palacio del que hablaba el historiador griego Polibio (200 A. C-118 A. C), cuando para muchos era una leyenda pues nunca fue encontrado. Asdrúbal es el general considerado fundador de la ciudad, el primer carthaginés que puso el pie aquí en el año 227 Antes de Cristo.

Edificaciones púnicas

El palacio es de planta triangular y grandes dimensiones debido a sus 250 metros de largo por 150 de anchura, con un sistema sexagonal en cuanto a su diseño, usando triángulos y rectángulos trazados con un codo oriental de 48,9 centímetros, tal y como se ha apreciado en otras edificaciones púnicas. Además contaba con siete terrazas escalonadas, salas de representación, audiencia y ceremonias, dormitorios, almacenes y en su cumbre el templo de Atargatis.

No faltan críticos a la obra de Negueruela, aquellos que afirman que no existe una base arqueológica suficientemente contundente como para realizar tales aseveraciones. En cualquier caso la obra ha sido editada en el presente año por la Real Academia de la Historia y animamos a su lectura.

Son muchos los vecinos de Lo Ferro y Roldán que se establecieron en Cartagena, sobre todo en la barriada de José María Lapuerta, atraídos por la abundante demanda de mano de obra industrial de Escombreras. Los ferreños destacaron por su gran laboriosidad, forjada en el campo y en la mina, por ello eran siempre los primeros en realizar las faenas más duras o que entrañasen un alto riesgo.

Trini Vera Ros publica ahora 'La ermita de Roldán', libro exhaustivo en la descripción del templo parroquial, su génesis como ermita quizás en 1704, las pinturas murales de 1870, las obras de restauración, las biografías de los párrocos, calendario litúrgico, religiosidad popular, ritos mágicos, inventario fotográfico de mobiliario, imágenes y elementos sacros. La toponimia de Roldán, como la de Pacheco, procede del apellido de unos nobles que se asentaron en el territorio conquistado a los musulmanes.

Los Pacheco, de antigua ascendencia portuguesa, llegaron en 1472, y los Roldán en 1530, procedentes del Reino de Valencia aunque tendían ascendencia francesa. La familia Ferro eran mercaderes de Génova que entraro en la oligarquía de Murcia y Cartagena.

Auto de Reyes Magos

Me llaman la atención las fotos del Auto de Reyes Magos en los años 30, la cuadrilla, la cabalgata de los años 70, el Belén Viviente, las pequeñas capillas itinerantes, las tradicionales meriendas la tarde de San Antón en la loma de Los Peruchos, desde hace años perdidas.

El patrón del pueblo es san José, para unos la razón de tal patronazgo estaría en una tradición oral que habla de la devoción de un sacerdote, don José, el primero que celebró en una capilla de la finca de Roldán. Otros sostienen que los feligreses se identificaron con los valores encarnados por el santo como la laboriosidad y la sencillez.

Trini, gran luchadora por el patrimonio de su pueblo, ha escrito libros como 'Roldán a través de la imagen' (1999), que tuve el honor de presentar, y 'Evolución de la mujer trabajadora en Roldán' (2002). Ha colaborado como voluntaria en el Museo Etnográfico de Roldán, la Casa del Labrador, obra creada por nuestro amigo Luciano. Recomendamos visitar este espacio, que contiene elementos de oficios diversos, mobiliario tradicional o aperos de labranza. No decepciona.

Iván Negueruela presentará su libro mañana jueves, a las seis de la tarde, en el Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy, en un acto organizado por el Círculo de Cultura y Patrimonio de Podemos.

 

Fotos

Vídeos