Una escuela de baristas

Francisco Bernal prepara un café en el aula de formación de Cabezo Beaza./
Francisco Bernal prepara un café en el aula de formación de Cabezo Beaza.

Francisco Bernal abre un aula dedicada a que hosteleros y amantes del café conozcan los secretos de esta infusión

ANTONIO LÓPEZ

Hacer un buen café resulta sencillo, en apariencia, pero su elaboración esconde unos secretos que a la hora de la degustación pueden llegar a percibirse en el paladar. Para descubrirlos y enseñarlos no solo al sector de la hostelería, sino al público en general, Francisco Bernal, gerente de la popular empresa Cafés Bernal, ha montado un aula de formación para traspasar su larga experiencia y moldear a los nuevos especialistas en la elaboración de esta infusión.

Nombre. Cafés Bernal.

A qué se dedica. Al tueste y venta de café y a la formación de camareros en la elaboración de este tipo de bebida.

Página web. www.cafesbernal.es

Año de creación. 1974.

De momento, esta escuela de baristas (profesional especializado en el café de alta calidad) funciona en su nave de tueste ubicada en el polígono Cabezo Beaza, donde da clases por ahora solo a camareros. Pero en poco más de dos meses abrirá un nuevo espacio para ampliar el número de alumnos y dirigir su formación a todo el que quiera aprender los secretos de este producto.

«Desde que tenía dos años y bajaba desde mi casa al almacén donde mi padre siempre ha tenido el tostadero, en la calle Carmen Conde de Ciudad Jardín, he estado ligado a este mundo. Siempre he notado que muy poca gente aprecia el buen café. Con esta escuela, lo que pretendo es divulgar la cultura que rodea a esta bebida», comenta Bernal.

Para prepararlo hay que tener en cuenta muchas cosas, según este experto: desde la cantidad de materia, la prensa, la cantidad de agua, el grueso de grano, la forma de la taza, la presión y temperatura de la máquina, así como lo más importante, que es el tipo de café.

La materia prima es fundamental, por eso el primer paso es elegir un buen café. En el mercado existen dos clases, el arábico y el robusta, así como dos tipos en función del método de tueste, el natural y el torrefacto. El café que se consume normalmente es una mezcla de ambos tuestes. En las cafeteras modernas es el propio usuario quien elige la cápsula que más se adapta a sus gustos.

La importancia de la taza

En su escuela enseña que es necesario echar en el cargador entre 8 y 10 gramos de materia y nivelarla con una prensa girándola 45 grados. Antes, hay que dejar caer el agua del depósito de la máquina para que ésta coja nueva. Entonces se coloca la taza y se aprieta el botón. Hay que dejarla caer unos 25 segundos de media, aunque eso depende de la clase del café.

«Es muy importante que el fondo de la taza sea cóncavo, para que no se rompa la crema; que el grano no sea muy grueso, para que coja cuerpo; y que la máquina esté en perfecto estado de presión y temperatura», dice el empresario.

La empresa la creó su padre, Francisco Bernal, en 1974, y desde entonces reparte café por toda la Región. Hace unos años, Francisco hijo tomó las riendas del negocio y comenzó a darle su toque. Desde el año 2006 es juez de los concursos regionales y nacionales de baristas que organiza el Forum Cultural de Café, una organización dedicada a divulgar la cultura y los beneficios de esta bebida. Cada año organiza el campeonato regional, junto al resto de cafeteros del municipio y de la Región. El último se celebró esta semana en Murcia. El ganador tendrá que participar en el nacional, próximamente.

La nueva sede la escuela tendrá una cafetería, que él mismo está decorando. Todos los adornos están relacionados con viejas cafeteras y máquinas empleadas en el negocio del café. Con ellas elabora verdaderas obras de arte, que en julio o agosto se podrán ver en su local.

«Comencé en la nave de Cabezo Beaza para ver el tirón que podía tener la formación. Visto que últimamente la gente se anima bastante me he decidido a crear la escuela. Allí daré clase, y además impartiré talleres», anuncia. Mostrará desde la historia del café hasta los tipos existentes, cómo se recolecta y su tueste. Realizará degustaciones y enseñará cómo se aprecia el aroma y, cómo no, a hacer un buen café.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos