Llorca: «El Gorguel es una oportunidad que no debemos desaprovechar»

Cala de El Gorguel, donde está proyectado el puerto./
Cala de El Gorguel, donde está proyectado el puerto.

El presidente de Puertos del Estado anuncia en el Congreso que ya está en elaboración la memoria ambiental del proyecto para que Bruselas decida

GREGORIO MÁRMOLCartagena

La dársena portuaria proyectada en El Gorguel «es una oportunidad de negocio que no debemos desaprovechar». Con esas palabras, el presidente del organismo público Puertos del Estado, José Llorca, defendió el proyecto de la Autoridad Portuaria de Cartagena, durante su comparecencia, ayer, en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados. En esa sesión anunció que técnicos del Puerto y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente trabajan en la elaboración de la memoria ambiental de la nueva dársena.

Inversión. 1.117 millones.

Financiación. Un 70% con fondos propios de la Autoridad Portuaria y el 30% restante, con capital externo.

Impacto económico. 181 millones de euros al año.

Empleo. Unos dos mil puestos de trabajo.

Capacidad. 3,5 millones de contenedores TEUS al año.

En respuesta a una pregunta del Grupo Parlamentario Izquierda Plural sobre la situación en la que se encuentra el proyecto, Llorca recordó que la Autoridad Portuaria, a través de expertos de la Universidad Politécnica de Cartagena y del Instituto Español de Oceanografía, preparan las medidas compensatorias para solventar las afecciones medioambientales de la planeada dársena de contenedores. La playa de El Gorguel, a los pies de la sierra de la Fausilla, es un espacio perteneciente a la Red Natura 2000, protegido por las figuras LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

Interés de navieras

Llorca recordó a los miembros de la Comisión de Fomento que los estudios sobre el impacto ambiental de la nueva dársena y los informes estratégicos que recomiendan su construcción por su repercusión socioeconómica serán enviados a la Comisión Europea para que decida, en última instancia, si la considera necesaria. No obstante, el presidente de Puertos del Estado destacó otra cuestión relevante: es indispensable el compromiso firme de un operador de terminales marítimas, que ofrezca garantías y solvencia, tanto para aportar el tráfico objetivo como para soportar gran parte de la inversión. Es decir: serán las navieras las que, al final, tendrán que valorar las oportunidades de negocio que ofrece El Gorguel, en competencia con otros proyectos similares en el Mediterráneo Occidental.

«Se están realizando todos los estudios necesarios y exigidos tanto de impacto ambiental como estratégicos a fin de cumplir con la directiva de hábitats y con la legislación europea y española al efecto, para que sea la Comisión Europea, en el marco de sus competencias, la que decida finalmente si las medidas compensatorias garantizan la coherencia global de la Red Natura 2000, así como si dicho proyecto puede considerarse de interés estratégico para Europa y para España», resumió el presidente del organismo público, que situó en 2017 el inicio de las obras, si son autorizadas.

Ante los diputados, Llorca hizo un repaso a algunas de las conclusiones de los estudios de mercado, que indican que El Gorguel sería altamente competitivo por el aumento de los volúmenes de transbordo de mercancías en el Mediterráneo Oriental, incluso en épocas de recesión, y las perspectivas de crecimiento debido a la construcción de grandes megabuques portacontenedores. Hasta el 2030 hay unas previsiones de crecimiento del transporte marítimo cercanas al 90% y, según el alto cargo de Fomento, se abren nuevas perspectivas para el tráfico de mercancías con Oriente por la puesta en marcha en octubre del desdoblamiento del Canal de Suez. El tráfico de contenedores en los puertos nacionales pasará de los 5,5 millones de 2015 a cerca de 10 en quince años, predijo. Por eso insistió en que El Gorguel es un negocio que, si no aprovecha España, será para otros países.

Estudios puestos en duda

Ricardo Sixto Iglesias, del Grupo Izquierda Plural, puso en tela de juicio los informes de viabilidad y reprochó a Llorca que Fomento manejó estudios favorables a la construcción de autopistas que ahora tiene que rescatar y de aeropuertos sin aviones. No está justificada la necesidad y la viabilidad económica de esta ampliación, insistió, y aseguró que tampoco está bien valorada la 'alternativa cero' (no hacer nada), se sobredimensionan las previsiones de creación de empleo y riqueza. Además, opinó que interfiere en las actuaciones medioambientales para recuperar la bahía de Portmán.

El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Fomento, el cartagenero Andrés Ayala, destacó, tras escuchar a Llorca, que «que el proyecto está firme y asentado; tiene perspectivas claras, tanto desde el punto de vista de su proyección como desde el punto de vista de su ámbito». Además, destacó la necesidad de una inversión privada para que, de forma conjunta a la prevista por la Autoridad Portuaria, El Gorguel sea una realidad. Ayala puso de relieve que la globalidad de los estudios de viabilidad de las infraestructuras importantes se cumplen. «Yo me quedo muy tranquilo con el análisis del señor Llorca de que es una oportunidad de negocio, una oportunidad de oferta de la Península Ibérica, que no se debe desaprovechar».

 

Fotos

Vídeos