«Uno de cada tres cánceres es causa de una mala alimentación»

Odile Fernández./
Odile Fernández.

«Para prevenirlo es importante comer fruta, verdura y legumbres, no fumar, no beber, hacer ejercicio y estar de buen ánimo». Odile Fernández Médico y conferenciante

ANTONIO LÓPEZCartagena

En 2010 le diagnosticaron cáncer de ovario con múltiples metástasis, pero la médico de familia Odile Fernández (Granada, 1978), lejos de venirse abajo, buscó toda la información sobre su enfermedad y llegó a la conclusión de que hay una relación científica entre la alimentación y el cáncer que podía serle de gran ayuda. Cambió su dieta y consiguió la sanación con la combinación de medicina, dieta saludable y una actitud vital muy positiva. Sobre su experiencia hablará mañana en el salón de actos del instituto Isaac Peral (Paseo de Alfonso XIII), a las 11.00 horas, en un acto organizado por la asociación Canvi.

¿Qué relación hay entre la alimentación y el cáncer?

Hemos dejado la buena alimentación en favor de productos más refinados, envasados y menos naturales. Hemos renunciado a los productos frescos y llenos de nutrientes. Uno de cada tres cánceres es causa de una mala alimentación.

¿Qué tienen de malo esos 'nuevos' productos?

Solo aportan calorías, grasas y azúcares. Son deficitarios en fitoquímicos, unas sustancias que se encuentran en los alimentos de origen vegetal, biológicamente activas, que aunque no son nutrientes esenciales para la vida, sí tienen efectos positivos en la salud. Estas las encontramos en frutas, vegetales, legumbres, nueces, semillas, hongos, hierbas y especias, y nos protegen contra el cáncer.

¿Se puede prevenir la enfermedad con una buena alimentación?

Sí, con una buena alimentación, con ejercicio físico, con estar delgado, con no fumar ni beber y con estar de buen ánimo.

¿Sirve para todo tipo de cáncer?

Sí, para los más comunes, afortunadamente, que son los de próstata, mama, pulmón y colon.

¿En qué estudios científicos se basa para llegar a esa conclusión?

Esto no es algo que yo diga sin más. El cáncer es una enfermedad que se puede prevenir modificando nuestra alimentación y estilos de vida, tal y como demuestra el estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition). Sobre esas conclusiones hablo en mis dos libros: 'Mis recetas anticáncer' y 'Mis recetas de cocina anticáncer'.

¿Qué pretende trasladar a las personas que asisten a sus conferencias?

A parte de que la gente pueda conocer de una manera fácil y sencilla las conclusiones de la EPIC en mis libros, quiero explicarlas para que todo el mundo lo pueda entender. Quiero transmitir los conocimientos adquiridos desde que enfermé y los que día a día sigo adquiriendo. Dicen que lo que no se da se pierde. No sé qué me curó, pero lo importante es que estoy aquí con muchas ganas de vivir y de disfrutar de mi familia, exprimiendo al máximo todas las oportunidades que me da la vida.

¿Qué alimentos aconseja que hay que evitar para mejorar la salud?

Hay que desterrar de nuestra alimentación las grasas, las carnes rojas, los embutidos, la bollería y la pastelería.

¿Y qué hábitos son esenciales?

Hacer mucho ejercicio, no fumar, no beber alcohol y, sobre todo, tener un estado emocional bueno. Hay que relajarse, tener la mente en paz e intentar que el estrés no nos afecte.

A la hora de cocinar, ¿hay que seguir alguna técnica especial?

Las técnicas de procesamiento de alimentos son iguales de importantes que los propios alimentos. Es recomendable usar métodos de cocción suaves, cocinados a fuego lento y al vapor, dando prioridad a los alimentos crudos y vivos. También hay que tener en cuenta los utensilios con los que se cocina. Hay que descartar el teflón y los plásticos de la cocina.

 

Fotos

Vídeos