Historia de la Liga Rural

Ganaderos cruzando El Algar, en la Fiesta de la Trashumancia, en febrero de 2004. /
Ganaderos cruzando El Algar, en la Fiesta de la Trashumancia, en febrero de 2004.

JOSÉ SÁNCHEZ CONESA

El día 5 de octubre de 2002 se reúnen en el centro cívico de La Aljorra representantes de las asociaciones de vecinos de las localidades comprendidas en la zona norte del municipio de Cartagena: La Aljorra, El Albujón, Las Lomas de El Albujón, Miranda, Santa Ana, Molino Derribao, Pozo-Estrecho, La Palma, La Puebla y La Aparecida y directivos vecinales de la confederación de asociaciones de vecinos de la zona oeste, que comprenden los núcleos de Tallante, Cuesta Blanca, Perín, Molinos Marfagones, Los Puertos de Santa Bárbara, San Isidro, La Magdalena, Campillo de Adentro, barriada San José Obrero, El Palmero, Galifa, La Azohía, Isla Plana, El Portús y El Rincón de Sumiedo.

El objetivo de esta asamblea llamada I Encuentro Rural del Movimiento Vecinal del Campo de Cartagena es abordar los problemas que afectan al ámbito rural y aprobar la Carta de los Derechos de los Pueblos que contienen diversos derechos como el acceso a los servicios públicos, a las infraestructuras básicas, el derecho a un desarrollo armónico y respetuoso con el medio ambiente, a preservar la identidad cultural y el patrimonio material e inmaterial, el respeto al paisaje, el desarrollo del turismo rural, la promoción de la agricultura ecológica y el uso de fuentes de energía limpias y renovables, el derecho a la propia autogestión y a decidir el futuro con la creación de aquellas figuras político administrativas que sean elegidas por los propios vecinos.

Para velar por el cumplimento de buena parte de estos objetivos se acuerda constituir una nueva asociación cultural llamada la Liga Rural del Campo de Cartagena. Junto a la asociación de vecinos de El Algar, al sindicato agrario COAG-Iniciativa Rural del Campo de Cartagena y la Asociación de Ganaderos del Campo de Cartagena se pone en marcha la Fiesta de la Trashumancia. Los rebaños de ovejas atravesarán el núcleo urbano de El Algar siguiendo la vía pecuaria como antaño recorrieran los ganados mesteños, cuyos pastores fueron, según la tradición oral, los fundadores de la población. Los asistentes compartieron un almuerzo consistente en migas realizadas por los pastores para después disfrutar contemplando la trilla tradicional de mieses y las actuaciones musicales de cuadrillas como las de La Aljorra, Tallante y Las Balsicas (Mazarrón).

Homenaje a personalidades

Durante el trascurso de una cena se rendirá homenaje a personas, familias y municipios estrechamente vinculadas con la actividad ganadera. Así fueron galardonados con el Cayado de Oro el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Antonio Cerdá, y en su segunda edición la entonces ministra de Medio Ambiente del Gobierno de España, Cristina Narbona. También fueron reconocidos el municipio de Fuente Álamo, representado en su alcaldesa, María Antonia Conesa, ligado a la ganadería por la celebración durante largo tiempo de su célebre feria de ganados.

Una de las actividades que más satisfacción generará a sus organizadores será la creación de los premios Predilectos de la Comarca para distinguir aquellas personas y entidades sociales que defienden y promocionan a los pueblos del Campo de Cartagena. Han sido reconocidos como Vecinos Predilectos en las tres ediciones convocadas Enrique Pérez Abellán, entonces concejal de Relaciones Vecinales y Agricultura del Ayuntamiento de Cartagena; Pedro Jiménez, exalcalde del Ayuntamiento de Torre Pacheco; y Narciso Fernández Albaladejo, histórico presidente de la asociación de vecinos de El Algar. Se establecieron otras categorías como el premio a la labor cultural, a la difusión del medio rural o a las empresas destacadas en actividades tradicionales, resultando triunfadores el Festival Flamenco de Lo Ferro, la Fundación Sierra Minera, los grupos de teatro de Pozo Estrecho, el Grupo Folclórico Ciudad de Cartagena de La Palma, las asociación de mujeres que gestiona el Museo Etnográfico de Los Puertos de Santa Bárbara, la cuadrilla de La Aljorra, la Plataforma Juvenil de La Palma y las empresas Afhormidro de El Albujón, dedicada al aforamiento de pozos artesianos y muebles Hisamon de La Puebla, empresa fabricante de muebles creada por los hijos del maestro aperador Salvador Montoya. Se les entrega a los premiados una estatuilla de bronce elaborada por la escultora Maite Defruc que representa un molino de viento, una palmera y dos personas avanzando unidas.

Los integrantes de la Liga se plantean además abordar un asunto pendiente en el municipio de Cartagena como es la ausencia de cronistas oficiales que radiquen en aquellos pueblos que así lo deseen y sean nombrados por sus Juntas Vecinales Municipales. Resulta sintomático que en el municipio de Murcia muchas pedanías, desde hace tiempo ya, cuenten con el suyo propio.

El reto colectivo

Manuel Muñoz Zielinski, investigador de la historia cotidiana de los moradores de la región y fotógrafo de su etnografía, plantea públicamente otro reto colectivo y que la Liga debería hacer suyo. Nos referimos al mantenimiento de las carreras de cintas a caballo, un festejo de siglos y en trance de extinción en la programación festera de nuestras poblaciones. Manolo las ha fotografiado en abundancia y calidad por la comarca de Cartagena y campo lorquino, los dos grandes enclaves de lo que queda.